"El viernes no sabía si iba a jugar en Wanderers o en Peñarol"

Tras quedarse en el bohemio sobre la hora debutó el sábado y le metió tres a Liverpool
Viernes, hora 14. A un día del arranque del Torneo Clausura, Gastón Rodríguez no sabe si va a seguir jugando en Wanderers o si va a pasar a Peñarol. Finalmente las charlas entre representantes y dirigentes determinan que se quede en el bohemio. El delantero no le hizo lugar a la desilusión: al otro día debutó en el torneo y le metió tres goles a Liverpool.

"Esas cosas juegan en contra del futbolista, pero yo siempre tuve la cabeza en Wanderers. Si me quedaba en el club, como es mi casa me siento cómodo. Y el fin de semana demostré que tenía la cabecita puesta en Wanderers", le contó a Referí en el Parque Viera donde propuso hacer la entrevista.

"La posibilidad de pasar a Peñarol se venía manejando desde principio de mes, pero sabiendo que Peñarol tiene muchos jugadores en mi posición. Al final, alguien decidió que no vaya o no quisieron que fuera porque no iba a tener muchos minutos y por eso me quedé. Tal vez en junio esté la posibilidad de ir ahí", expresó.

El interés de los aurinegros no es nuevo. Para el Apertura 2014, cuando al equipo lo dirigía Jorge Fossati, el nombre de Gastón Rodríguez también sonó para reforzar a Peñarol: "Al final, Fossati pidió un 9 y llegó Juan Manuel Olivera", recordó el zurdo de 23 años.

Ahora es su hermano Maximiliano al que le toca defender al carbonero. El domingo, Gastón fue a verlo al Viera junto a su padre, Mario, quien llegó a jugar hasta la tercera de Wanderers.

"Él juega mejor a la pelota", reconoció Gastón sobre su hermano. "Lo vi bien en el debut, no estaba para 90 minutos porque tuvo una lesión. Ojalá que le salga todo bien, menos contra Wanderers", dijo con una sonrisa.

"Siempre me da consejos, él me abrió las puertas para ir a Wanderers y yo intento seguir lo que me dice a mi manera, por eso a veces se enoja", explicó.

Sin embargo, es el padre el más crítico de la familia: "Siempre nos comenta lo que hicimos después de cada partido".

La actuación del sábado no le dejó margen a crítica alguna: "Gracias a Dios se dio un arranque muy lindo, más que nada por el triunfo contra un rival difícil (Liverpool) que está peleando el descenso como nosotros".

Pese a ese fantasma del descenso acechando, Wanderers no renuncia a su marca registrada de juego vistoso, ofensivo y de posesión: "Tenemos siempre la misma idea de jugar por abajo, nos está dando muchos resultados y lo vamos a seguir haciendo".

Alfredo Arias plantó la semilla y Gastón Machado, que tomó el mando para el pasado Apertura, sigue su camino: "La estructura de juego es la misma. La diferencia es que Gastón nos pide que presionemos más cuando no tenemos la pelota y cuando la tenemos nos pide salir jugando y manejar bien los tiempos".

"Nos pusimos la meta de ir partido a partido, sin pensar si al final se puede salir campeón. Ahora nos toca Villa Teresa que también está en zona de descenso y se va a jugar todo", dijo con respecto al objetivo trazado para el presente torneo.

Lo que sí tiene claro Gastón es que arrancó con todo. Y que en un partido igualó la cantidad de goles que hizo en todo el Apertura: " El semestre pasado fue medio raro para mí. Arranqué muy bien pero me fui quedando. Ahora quiero seguir en esta senda de goles para darle lo mejor a Wanderers".

Los tres goles le permitieron quedarse con su primera pelota oficial. Regalo para su hijo Lautaro, de cuatro años, en quien siempre piensa en cada paso que da en el mundo del fútbol: "El futuro lo tiene que manejar mi empresario (lo representa la empresa ProFútbol). Si sale la oportunidad de jugar en un equipo de Uruguay, bienvenido sea, si está la posibilidad de salir al exterior tengo que pensar que la carrera es corta, que tengo un hijo y es muy importante lo que le puede quedar de cara a su futuro".

Palabra de Gastón Rodríguez. El dueño de los aplausos en el arranque del Clausura.


Populares de la sección

Acerca del autor