El verdulero que debutó con la selección

Alejandro Silva trabajó como delivery, en una metalúrgica y en un almacén, antes de convertirse en jugador profesional. Ante Chile fue de los mejores en la cancha

Fue verdulero, trabajó como delivery de pizza, en una metalúrgica, una fábrica de cuero y este martes debutó con la selección de Uruguay en el partido con Chile por Eliminatorias. Alejandro Silva, ex futbolista de Fénix, se convirtió en el jugador número 77 que utilizó el DT celeste Óscar Tabárez.

Silva probó suerte con el fútbol desde niño jugando en divisiones inferiores pero en Sexta abandonó su sueño. En esos años, el jugador oriundo de Ituzaingó (San José) trabajó en un almacén, una empresa metalúrgica de su ciudad natal, fue delivery de pizza, en un puesto de verduras y una fábrica de cuero.

Sin embargo, su pasión por el fútbol y el talento con la pelota continuaban intactos. Fue así que lo descubrieron en un partido callejero y lo llevaron a probar suerte a Boston River, donde no quedó. Luego del intento fallido, jugó en el equipo de la Mutual y finalmente pasó a Fénix.

A partir de ahí y en casi cuatro años Silva construyó una carrera profesional en el fútbol. Salió campeón con la Tercera de Fénix y subió a Primera División. Jugó la Copa Sudamerica con ese equipo y luego fue fichado para Olimpia de Paraguay, donde juega actualmente.

“Me considero polifuncional, puedo jugar en varias posiciones y creo que puedo dar una mano en cualquier parte de la cancha. Soy diestro y jugando un poco más adelantado, me siento más cómodo”, comentó a su llegada a Paraguay.

En el partido ante Chile fue de los jugadores más destacados. Los nervios del debut no le pesaron y fue el creador de chance de gol más clara del encuentro para Uruguay, con un fuerte remate al arco que pegó el travesaño.


Populares de la sección

Comentarios