El valor de la pertenencia

Conocer la interna, el paladar del hincha, ganar en respaldo y saber cómo respira el club son las ventajas de ser un entrenador “de la casa”, Uruguay está segundo en Sudamérica en cantidad de estos técnicos

Ser entrenador de la casa tiene muchas ventajas. Para el técnico y para el club”. Las palabras pertenecen a Alfredo Arias, director técnico de Wanderers y excentrodelantero del equipo. Como él otros cuatro directores técnicos jugaron en el club que ahora dirigen, lo que hace que la Primera División del fútbol uruguayo tenga uno de los porcentajes más altos en Sudamérica con entrenadores hechos en casa.

De las 10 ligas de la región, Uruguay ocupa el segundo puesto con un 31,25 % de entrenadores que dirigen a un equipo en el que antes fueron jugadores.

“Jugué en el club y sé la historia. El hincha de Racing tiene un paladar especial que toca la estética. No son rehenes de los resultados”, contó a El Observador la semana pasada Mauricio Larriera, el técnico de la sorpresa del Apertura, Racing donde jugó en la década de 1990.

Conocer el paladar del hincha es una de las ventajas.

Arias destacó otras: “Si el entrenador conoce la interna tiene la espalda más ancha para bancar el puesto y la gente lo aprecia de otra manera. Conoce el gusto del hincha porque lo ha vivido jugando y desde la perspectiva del club la ventaja es que traen a alguien que al estar identificado con la institución, logran que la gente le tenga más paciencia a los proyectos”.

Además de Arias, en Uruguay dirigen al club al que antes defendieron Fernando Curutchet en Defensor Sporting, Álvaro Gutiérrez en Nacional y Jorge Fossati en Peñarol.

Curutchet tiene un plus con respecto a los demás: hizo todas las inferiores, jugó en Primera (1980 y 1981), dirigió a todas las categorías juveniles y fue coordinador de las inferiores.

“En Defensor se le da prioridad al jugador del club para ascenderlo y conocer al club te da la posibilidad de saber cómo se trabaja y genera otra confianza. Hay una política del club que apunta a eso y casi todos los entrenadores han sido exjugadores”, dijo a El Observador.

Chile, con 18 equipos en Primera, y Argentina (20 clubes) tienen seis entrenadores de la casa. En Brasil (20 clubes) son cinco, en Colombia (18 clubes) cuatro y en Bolivia (12 clubes) tres.

Entre ellos están Marcelo Gallardo (River) o Rodolfo Arruabarrena (Boca), Wanderlei Luxemburgo (Flamengo), Héctor Tapia (Colo Colo), Pedro Sarabia (Livertad), Muricy Ramalho (São Paulo) o José Flores (Vélez Sarsfield).

¿Cómo le va a estos equipos?
En Uruguay la respuesta es contundente: los cinco son protagonistas. Nacional y Peñarol aparecen como candidatos a pelear el Apertura. Además los aurinegros arrancaron muy bien la Copa Sudamericana. Racins es la sensación del certamen y es uno de los líderes. Defensor no largó bien. Pero bajo el mando de Curutchet viene de ser semifinalista en la Copa Libertadores. Por último, Wanderers ganó por primera vez un torneo corto (Clausura 2014) y disputó las finales del Uruguayo. 

En Argentina, el River de Gallardo es sensación y puntero. Vélez es el equipo mejor consolidado de los últimos años y Boca endereóz el rumbo con el despido de Carlos Bianchi y la llegada del Vasco Arruabarrena. 

En Paraguay, Nacional está en mitad de tabla del Clausura pero viene de ser finalista en la Libertadores. Libertad está segundo y así como Vélez en Argentina o Defensor en Uruguay es una estructura consolidada con un muy buen trabajo de base.

Brasil, como siempre, es atípico. Al líder del Brasileirao, Cruzeiro, lo dirige Marcelo oliveira que fue jugador de Atlético Mineiro. Pero el segundo, São Paulo, tiene un DT de la casa, Muricy Ramalho. La campala de Fluminense, en cambio, es discreta, la de Flamnego mala mientras que Palmeiras y Chapecoense apostaron a entrenadores del club tras despedir técnicos e intentarán zafar del descenso. Chapecoense, de la mano de Celso Rodrigues, no enderezó el rumbo y deberá cambiar.

Ecuador y Perú, en tanto, apuestan a muchos técnicos extranjeros y los que son de la entraña del club no están teniendo buenas campañas.

Chile, en tanto, tiene en Colo Colo con el exjugador del club Héctor Tapia como DT, a uno de los animadores del torneo junto a Universidad que dirige Martín Lasarte. La apuesta extranjera no le resultó nada buena al tercer grande, Universidad Católica, que sufre bajo el comando de Julio Falcioni. Los trasandinos son los que tienen el mayor porcentaje de técnicos de la interna, aunque solo Colo Colo pelea en punta tras siete fechas jugadas (va segundo).   

Los números son claros: las mayorías no apuestan a técnicos de la casa. Pero tener, tiene ventajas.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios