El uruguayo que acelera en pistas aztecas

Facundo Garese contó su experiencia en Costa Rica y México, donde busca impulsar su carrera internacional en automovilismo


En una premiación de la FIA Awards del año 2012 realizada en Panamá, el piloto uruguayo Facundo Garese conoció a la persona que cinco años después le daría la oportunidad de buscar el sueño de ser un corredor internacional.

En aquel entonces, con 17 años, aún no lo tenía en mente, pero a partir del año pasado, luego de ganar la Fórmula 4 Sudamericana, la idea de subir un escalón en su carrera comenzó a tomar fuerza hasta hacerse real.

Claro que ahí comenzó otro desafío, el de solventarse los gastos para competir en el extranjero. "Mantuve el contacto con esa persona todo este tiempo, tiene equipos en Europa, México, Costa Rica y Estados Unidos, y siempre el problema que tiene cualquier uruguayo que quiere correr en autos es la plata", comentó a Referí.

"El año pasado con la F4 Sudamericana me puse en la cabeza que quería ir afuera a correr por lo menos alguna carrera o algo, me puse a laburar a mitad del año pasado, charlando mucho con esta persona, buscando opciones dentro del presupuesto que podía juntar", agregó. "Y surgió la posibilidad de ir a la F4 de México. Me pasó los números, me dijo que fuera a Costa Rica que tenía casa y comida, que tenía todo, que me olvidara de pagar para vivir".

Y allá se fue en marzo. "Armé el bolso y arranqué solo", comentó. Costa Rica fue su destino, más precisamente San José, la capital del país tico, donde se enfocó en prepararse al máximo para competir en México, en Monterrey, en la carrera que iba a ser un test para él y para demostrar su nivel a los equipos aztecas.

Facundo Garese
Facundo Garese
Facundo Garese

"Estaba 100% metido en el tema del auto. Me levantaba a las 7 de la mañana y me iba al autódromo y de ahí a un gimnasio. De tarde comía y me iba para la casa", contó sobre su experiencia tica.

Además de entrenar en la pista, en la capital costarricense tuvo que lidiar con el tránsito. "Me prestaron una camioneta para moverme y me agarré varias calenturas por el tránsito", contó. "Acostumbrado a Uruguay que es todo más tranquilo, eran las 6 de la tarde y me quería matar arriba de la camioneta porque estaba una hora trancado. Y al final me terminé acostumbrando".

Sobre la ciudad, dijo que es "como todas", con partes limpias y otras no tanto. "De los países que vengo conociendo de afuera, no hay como Uruguay. Me parece que es muy lindo en comparación con otros países. Yo estaba en el medio de la ciudad allá y acá haces dos kilómetros y tenés aguas, ves la playa, ves verde", señaló.

En su preparación en Costa Rica, tuvo tiempo para tomarse una semana e ir a una playa, Flamingos, un balneario que fue su único paseo. "La playa estaba divina, el color del mar, la arena bien blanca. Una playa entre barrancos y con tremendas vistas".

Con respecto a los ticos, señaló que son "muy buena onda; 'Pura vida', te dicen. Siempre que me escuchaban el acento me preguntaban de dónde era, qué estaba haciendo. Tenés buena relación con todos. Son muy sociables y a veces hasta por demás, porque algunos días estaba cansado y te agarraban de charla y vos te querías ir. Pero muy buena onda", contó.

De las comidas típicas, probó poco. "Fui en un plan arroz con atún, ensaladas y no mucho más. A veces me daba el gusto y me compraba pollo o pescado. Esta ba muy justo con la plata y el presupesto y comía lo justo también dentro de una dieta que me llevé", contó Garese, el piloto que lejos de los flashes y las cámaras se fue a probar suerte a Costa Rica y México para seguir acelerando.

¿Uruguayo o argentino?

Tras la preparación en Costa Rica, Garese fue a competir a México. "Los pilotos mexicanos me preguntaron si Uruguay era lo mismo que Argentina, no lo podía creer", contó. El uruguayo corrió tres carreras: "En la primera, faltando dos vueltas, se fundió el motor y explotó como una granada. Y largué décimo en las dos finales porque me penalizaron. En la segunda, faltando tres vueltas quedé primero y gané. Y en la última carrera traté de disfrutarla y terminé tercero", comentó. "Los mexicanos no se esperaron nunca que les vaya a ganar y que les vaya a hacer pelea", comentó.

Facundo Garese
Facundo Garese
Facundo Garese

El futuro

Tras los buenos resultados en su debut en México, Garese volvió a Uruguay para comenzar a planificar la última carrera de la Fórmula 4 mexicana, para las que tiene que volver a hacer cálculos. "Me sirvió mucho el resultado, al equipo le gustaría que vuelva a correr con ellos. Y entonces vamos a pelear los números para poder ir, porque el dinero que tuve que poner por la primera carrera ahora se me hace muy difícil tenerlo. Vamos a pelearlo a muerte para intentar llegar al DF, que va a ser una linda carrera, la última, en pleno México, que mueve mucha gente y es un circuito de Fórmula 1. Eso es a lo que apunto".

Casco con diseño propio

"Me lo regaló una amiga y lo llevé a Argentina para que me lo personalizen", dijo Facundo sobre el casco que lleva a todos lados cuando compite

El público mexicano

"El público es muy cálido. Ni siquiera sabían donde estaba Uruguay y me pedían fotos y se ponían a hablar conmigo"

El casco de Facundo Garese
El casco de Facundo Garese
El casco de Facundo Garese


Populares de la sección

Acerca del autor