El uruguayo Gorocito a prisión por riña callejera

El delantero de Necaxa y un compañero de equipo fueron recluidos acusados de causar lesiones graves en una pelea

El uruguayo Luis Gorocito y el mexicano Alejandro Molina, jugadores de Necaxa mexicano, fueron enviados a prisión acusados de causar lesiones graves en una riña callejera, informó hoy la Fiscalía General de Justicia de Aguascalientes.

Gorocito y Molina fueron enviados al Centro de Reeducación Social para Varones de Aguascalientes, al ser considerados como probables responsables de agredir a una persona fuera de un bar la madrugada del domingo, señaló la Fiscalía en un comunicado.

Los futbolistas han sido vinculados al proceso por lesiones dolosas calificadas con alevosía a Luis Mariscal, quien se encuentra hospitalizado en condición delicada a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico.

A partir de la vinculación al proceso, la Fiscalía de Aguascalientes dispondrá de un plazo de 48 a 96 horas para determinar si hay elementos para llevarlos a juicio o dejarlos libres, conforme a las leyes mexicanas.

De acuerdo a las investigaciones, los futbolistas se involucraron en una pelea fuera de un bar con algunas personas, y las autoridades deberán dilucidar si tomaron la iniciativa o actuaron en defensa propia.

El director general de Necaxa, Luis Torres Septién, declaró al canal de televisión TVC Deportes, que la directiva se encuentra "consternada y molesta" por estos hechos tan lamentables en los que están involucrados sus jugadores.

"Muy apenados con esta situación y más que dos jugadores de esta casa estén involucrados", dijo Torres Septién al señalar que una conducta de este tipo va en contra de la filosofía del equipo Necaxa.

Gorocito, un delantero de 22 años, debutó en el Racing de Montevideo en 2012 y fue fichado por el Necaxa, uno de los equipos de mayor tradición en México que milita desde hace varias temporadas en la Liga de Ascenso.

Molina, de 27 años, nació en Ensenada (México), se desempeña en Necaxa como defensa.


Fuente: EFE