El Uruguay que da pelea en Costa Rica

El Club Sport Uruguay de Coronado fue creado como homenaje al "coraje demostrado por las Selección Uruguaya que ganó el Mundial de 1930"

El fútbol uruguayo ha echado raíces en cuanto rincón del mundo se pueda imaginar. Hay jugadores y directores técnicos desperdigados en los cinco continentes, hazañas que han dejado enormes huellas y records que no paran de quebrarse.

La Selección Uruguaya ha inspirado la creación de canciones, de películas y obras de arte. De lo que muchos no están al tanto es que también ha inspirado a la creación de otro Uruguay, un club de fútbol, que pelea en la primera divisional del fútbol costarricense.

Se trata del Club Sport Uruguay de Coronado. Es uno de lo cuadros con mayor historia del fútbol tico. Fundado en 1936, su nombre fue elegido  por los fundadores porque según cuentan en su página web “Acostumbrados a las duras faenas campesinas, reflejaron su espíritu de trabajo en un nombre que representó muy bien los ideales de mística, empuje y valentía, que se querían para el equipo: Club Sport Uruguay, en reconocimiento al coraje demostrado por las Selección Uruguaya que ganó el Mundial de 1930”.

Llegado el momento de crear la camiseta, la primera combinación de colores que eligieron fue rojo con negro, que como ya pertenecía al rival Alajuelense “debió ser cambiado a amarillo con negro también como homenaje a uno de los mejores clubes del mundo: Peñarol de Montevideo”, establece la descripción que hace el diario La Nación de San José sobre el club. En la historia del club dice que los colores “fueron adquiridos en reconocimiento a la mística, empuje y valentía de ese club”.

Uruguay fue campeón de tercera en 1940, de segunda en 1942, 1949, 1968 y 1987, nacional en 1963 y centroamericano en 1964. Tras estos, sus más importantes logros, sufrió de una importante fuga de jugadores, y cayó duro, llegando a caer a tercera división en 1970.

La historia del Uruguay fue de ahí en más de idas y venidas, manteniéndose la mayor parte del tiempo en segunda hasta que en mayo de este año celebró un nuevo ascenso a primera división. Para esto dicen que fue de suma importancia la entrada en escena como administrador del cuadro a uno de los más legendarios jugadores de Costa Rica, Paulo César Wanchope.

El objetivo fue logrado, resta ver si logra mantenerse. Con diez partidos disputados en lo que va de la temporada está penúltimo lugar, con diez puntos a nueve de los líderes, Alajuelense y Herediano.

La barra brava del cuadro se llama, muy consecuente con su nombre, la “Charrúa 36” aunque a los hinchas se los conoce como lecheros.  

En su página de Facebook es fácil notar que se trata de un cuadro unido, amigo, “de barrio”. Anuncian que las entradas para el encuentro del fin de semana están en venta en el “Supermercado Gallinita Feliz” e incluyen foto de las cajeras usando la casaca del equipo.

Y muy a lugar para un ya instalado dicho en la República Oriental del Uruguay, bien grande en la imagen principal se lee: “Ser del Uruguay es inevitable”. Para algunos ciertamente lo es.

uruguay de coronado
El camino al ascenso del Uruguay de Coronado

Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios