El uno por uno de la final

Mirá los puntajes y conceptos de los protagonistas del clásico en el que los tricolores se coronaron

NACIONAL

Munúa (5). Las dos que fueron al arco terminaron en gol, pero sin su responsabilidad.

Romero (9). Se comió la cancha. Clausuró el lateral, se proyectó dándole sentido dinámico al equipo, salió con buena técnica limpiando rivales y como si fuera poco anotó el gol del campeonato.

Gorga (7). Gran partido. Dominó el área en el juego por elevación y anticipó muy bien.

Polenta (6). Dominio de área, firme e impasable las pocas veces que lo atacaron.

Espino (6). Una vez más controló a Urretaviscaya que se le escapó a los dos minutos y nunca más.

Arismendi (6). Gran primer tiempo. Marcó la cancha, entregó bien, superó a sus rivales en la marca. Bajó en el segundo tiempo y se desconcentró haciéndole gestos a la tribuna.

Porras (7). Borró a Pacheco de la cancha y fue el dueño de las segundas pelotas. De sus pies nació lo mejor del juego de Nacional.

Barcia (6). Importante en el primer tiempo. Enloqueció a Diogo y le cometieron el penal que dio el segundo gol. Se quedó en el complemento.

Fernández (8). Figura clave. Presionó hasta la asfixia la salida del rival y fue una pesadilla para la defensa.

De Pena (5). Arrancó metiendo desbordes punzantes, pero se fue quedando.

Alonso (7). Asistió en el primer gol, anotó y se metió en los circuitos del juego.

Prieto (4). Metió un misil que pasó cerca; regaló un penal.

Tabó (6). Entró muy bien abriendo brechas por derecha.

Recoba (5). Pinceladas de clase, el córner para el gol y un penal errado.

PEÑAROL

Migliore (4). Enormes problemas para resolver los envíos cruzados en el primer tiempo, sacó varias veces mal por abajo, se quedó estático en los tres goles y decoró su pobre actuación atajándole un tiro libre y un penal a Recoba.

Sandoval (3). Una vez más cometió un error que le costó un gol al equipo. Fue en la acción que terminó en penal: quiso salir jugando entre tres rivales.

Valdez (6). Arrancó totalmente superado pero con el correr de los minutos sacó la cara por sus compañeros.

MacEachen (5). Desbordado en el primer tiempo, mejoró en el complemento y en el alargue jugando fuera de puesto.

Diogo (3). Desconocido. Superado por Barcia, no se proyectó nunca en ataque y cometió un penal.

Píriz (6). No hizo pie en el primer tiempo, pero su reacción en el segundo contagió al equipo.

Aguiar (6). Entreverado, errático; aún así puso en partido a Peñarol con dos goles que ratifican su enorme categoría.

Urretaviscaya (3). Volvió a fallar en otro clásico. No pudo con Espino más allá de una escapada en el arranque. Generó el penal.

Pacheco (3). Anulado. Si no se le deja tiempo ni espacio no puede desnivelar. Y Nacional cuidó ese aspecto al extremo.

J Rodríguez (2). Pobrísimo primer tiempo, pasó al lateral en el segundo período donde se hizo expulsar.

Zalayeta (3). Fue foco de estricto cuidado por más de un jugador. Lo anticiparon, lo rodearon, lo aislaron y lo redujeron a una mínima expresión. Clave para que Peñarol no haya generado casi nada.

Nández (7). Le cambió la cara al equipo jugando como lateral derecho. El mejor.

Leyes (5). Ganas para ir al frente, actitud para colaborar en la marca. Poco, pero ayudó a cambiarle la cara al equipo.

Novick (4). Esta vez no pudo imprimir al equipo de mayor tenencia de balón ni de filtrar pases.


Populares de la sección

Acerca del autor