El triunfo del estilo Munúa

El DT destacó que el equipo nunca renunció a jugar por abajo
El Parque Central explotó de alegría con el triunfo sufrido, de atrás y en el cierre contra River. Y esa misma explosión de alegría se vivió en el vestuario tricolor, consciente que sacó una victoria 2-1 que vale mucho en la tabla, pero sobre todo en lo anímico. El ciclo Munúa cosechó su primer golpe de personalidad, y una ratificación de su estilo, porque a pesar de la derrota parcial no renunció a su idea de jugar por abajo.

"Jugamos contra un muy buen equipo, que en el primer tiempo nos complicó y creó muchas situaciones. Está claro que fueron dos tiempos totalmente diferentes, en el segundo subimos el nivel, y fue impresionante lo que mostraron los jugadores. Nos llena de orgullo y satisfacción, sobre todo nunca perdiendo la compostura, intentando seguir jugando. Es lo que queremos, mantener la posesión del balón hasta que aparezca el espacio", dijo el DT en conferencia.

"Nunca se perdió la línea, el equipo confió en nuestro juego. Nos vamos contentos por esa entrega y esa rebeldía. Por suerte se nos dio el resultado", agregó.

Nos llena de orgullo y satisfacción ganar así, sobre todo nunca perdiendo la compostura, intentando seguir jugando"
Hubo cinco minutos que perdimos la calma, pero enseguida el equipo se serenó y siguió jugando a lo que intentamos hacer"
DT de nacional
Nos llena de orgullo y satisfacción ganar así, sobre todo nunca perdiendo la compostura, intentando seguir jugando" Hubo cinco minutos que perdimos la calma, pero enseguida el equipo se serenó y siguió jugando a lo que intentamos hacer" Gustavo Munúa DT de nacional

"Ellos también intentan jugar por abajo, tienen buenos movimientos. Fue de igual a igual, pero en todo momento estuvimos bien parados. En el primer tiempo nos faltó mas intensidad, pero en el segundo los jugadores sacaron todo para fuera y logramos el resultado", cerró el entrenador.

Uno de los más jóvenes fue protagonista central: Rodrigo Amaral, encargado del gol del empate. "Estaba complicada, no entraba la pelota, por suerte entraron la mía y la del Colo", dijo con toda la simpleza de sus 18 años. "Por suerte se pudo jugar en el segundo tiempo, la verdad que en el primero no jugamos mucho", agregó el tricolor.

Otro de los que habló fue el argentino Alejandro Barbaro, que tuvo un buen ingreso en la segunda parte. "Me voy contento por el debut y por la confianza que me dio el cuerpo técnico y la hinchada de Nacional", expresó.

"Nuestro técnico propone salir siempre a ser protagonista, y tenemos los jugadores para hacerlo. Por suerte se pudo dar", dijo el exSan Lorenzo, que dijo que puede dar una mano tanto por izquierda como por derecha del ataque.

Populares de la sección