El trío más temible

Después de ocho meses en que uno de los tres no estaba en la oncena, Tabárez vuelve a confiar en Cavani, Forlán y Suárez que, desde que juegan juntos, aportaron 25 goles en 25 partidos disputados

Tarde del 2 de julio de 2011 en Mendoza. El técnico de Uruguay, Óscar Tabárez, revela una premisa que se venía gestando desde el Mundial de 2010. “Tenemos tres delanteros que lo primero que decidimos es que tienen que integrar el equipo y nos estamos adaptando a eso”.

Fueron los primeros indicios de que la selección tomaría el riesgo de jugar con tres hombres de ofensiva. La idea era aprovechar la categoría de tres futbolistas que eran desnivelantes en los equipos donde jugaban.

Claro que para ello se debían tomar algunas precauciones.

Por ejemplo, plantar una línea final con cuatro defensas o conformar una zona media de determinadas características.

En los primeros tiempos el entrenador debe haber dudado, pero la actuación en el Mundial de Sudáfrica 2010 le terminó de confirmar la idea.

Las precauciones también debían involucrar a los delanteros. Uno tenía que ir al sacrificio. Tabárez realizó un detenido análisis de las características de cada uno de los jugadores y tomó la decisión.

Suárez tiene potencia física y es desequilibrante en las cercanías del área. Por sus características es el hombre indicado para tirar la primera línea de presión sobre el rival. Además evolucionó muchísimo jugando de espaldas al arco, una tarea vital para ejercer de pívot y esperar el arribo de los compañeros.

Forlán no podía ir al desgaste físico. Es claro que no siente la marca y que por razones de edad no se lo podía mandar al sacrificio. Además tiene visión de juego y aporta desde otro lado.

Quedaba Cavani. Una de las últimas apariciones estelares del fútbol uruguayo. Con 20 años deslumbró y su pase fue una telenovela. Tabárez lo imaginó como un punta que ejerciera la doble función. Es decir que tuviera ida y vuelta por el sector izquierdo.

Fue la condición para poner a los tres delanteros.

Entonces se generó una polémica que se mantiene hasta el día de hoy: la famosa posición de Edinson Cavani.

Un tema sobre el cual se discutió en infinidad de oportunidades. Hasta el presidente de Napoli, Aurelio De Laurentiis, se metió en el tema. En plena Copa América 2011 se quejó de la posición que ocupaba en aquel entonces su niño mimado.

El hecho es que la jugada de Tabárez brindó grandes réditos a la selección uruguaya.

El trío Forlán, Suárez y Cavani se transformó en uno de los ataques más temibles del continente, incluso a nivel mundial.

Es que pocos equipos en el mundo pueden reunir a tres jugadores de la categoría de estos delanteros.

Entre 2010 y 2011, cuando estuvieron en la cresta de la ola, los tres delanteros de Uruguay eran las piezas más codiciadas del mercado europeo.

Forlán se había consagrado como el mejor jugador del Mundial de 2010,  Luis Suárez fue premiado como el mejor de la Copa América de 2011 y Edinson Cavani, a fuerza goles en su club, elevó su cotización a precio de oro y todos se pelearon por su concurso.

Los malos resultados del segundo semestre de 2012 determinaron un resquebrajamiento del bloque ofensivo. Por diferentes circunstancias (lesiones o sanciones) faltó uno u otro; entonces Tabárez optó por jugar con dos hombres en punta.

Recién en la Copa Confederaciones, cuando el equipo tuvo un mes para poder juntarse y recuperar la memoria, Tabárez volvió a apelar al trío.

Fue cuando se volvió a ver la mejor cara del equipo celeste.

En el amistoso de agosto con Japón faltó Cavani, que estaba definiendo su situación con París Saint Germain; entonces se generó la duda de cara al duelo de mañana contra Perú.

Pero en el primer movimiento táctico que se realizó en el Complejo el entrenador despejó las dudas. Volvió a poner a los tres con un detalle: Cavani fue por derecha, debido a que se le dio ingreso a Cristian Rodríguez.

Todo hace indicar que Cavani jugará arriba con Suárez, y Forlán unos metros atrás. Pero las circunstancias del juego pueden llevar al jugador de PSG a dar una mano de volante.

Tabárez volvió a las fuentes. “Tenemos tres delanteros que lo primero que decidimos es que tienen que integrar el equipo y nos estamos adaptando a eso”. En Lima, y por puntos que duelen, se volverán a juntar para infundir respeto. 

Características
Diego Forlán

Debido a que Uruguay juega sin un armador, muchas veces Forlán se tuvo que retrasar unos metros en el campo para cumplir la función de generador de juego. Es un rol que no le es ajeno y en el que puede aprovechar su remate de media distancia y su visión de juego para asistir a Suárez.

Luis Suárez
Es el hombre que juega más en punta de los tres delanteros de categoría que tiene el equipo. Algunos sectores de la prensa lo tildan de egoísta pero, sin embargo, es el líder de asistencias de la era Tabárez. Es el primero en marcar la presión sobre la salida del rival.

Edinson Cavani
De los tres es el que va más al sacrificio debido a que, por sus condiciones físicas puede hacer un ida y vuelta por la banda, Tabárez le ordena hacer una doble función. Colabora mucho con los volantes. Fueron pocos los encuentros donde jugó exclusivamente de  delantero de punta.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios