El trabajo de Munúa está dando sus frutos

El equipo demostró madurez frente a Palmeiras ya que sin perder la línea se acopló a las necesidades del momento
Nacional consiguió el miércoles un gran triunfo en Brasil frente a Palmeiras basado en el acierto de sus delanteros y especialmente (en el segundo tiempo) en una gran muestra de solidaridad y carácter de todo el equipo, que se quedó con 10 jugadores para abordar los últimos 45 minutos tras la expulsión de Fucile.
El técnico Gustavo Munúa destacó la actitud de los futbolistas y puso especial énfasis en que nunca se perdió la línea que él pretende, ni siquiera en los peores momentos.

Durante la temporada el equipo ya pasó por dos rachas de cuatro partidos sin ganar. En el semestre pasado perdió con Sud América (1-2), empató con Racing (2-2), Peñarol (1-1) y perdió con Danubio (0-2). En el actual, empató con Rosario Central (1-1), perdió con Plaza Colonia (0-2) y empató con River Plate (0-0) y Juventud de Las Piedras (1-1). Rompió la malaria con el 2-1 frente a Palmeiras.

En el Apertura se le criticó al técnico que tras los primeros resultados negativos cambió su filosofía de fútbol dinámico, de toque, de atacar por las bandas, de velocidad.

Sobre todo porque empezó a mutar la formación del mediocampo hacia adelante y a jugar con tres volantes (Santiago Romero, Gonzalo Porras y Mathías Abero) y hasta con cuatro como en el clásico (Romero, Porras, Sebastián Eguren y Abero).

Munúa dijo que la idea siempre fue la misma, más allá de los cambios que realizó en la alineación.
Durante la pretemporada volvió al sistema táctico que mas ha utilizado, con cuatro zagueros, dos volantes de marca, un enganche y tres delanteros. Los atacantes que juegan por la banda tienen la doble tarea de retraerse cuando la pelota la tiene el rival y generar fútbol ofensivo.

En los últimos partidos esta misión recayó en Leandro Barcia por derecha y Kevin Ramírez por izquierda. Respecto al desempeño del exWandereres, Munúa expresó: "Kevin me da alternativas por la banda izquierda, sabemos que en Wanderers jugaba de punta, pero tiene un despliegue, un estado físico muy bueno para hacer el trabajo que está haciendo. Nos aporta muchísimo, simplemente le está faltando hacer algún gol".

Frente a Palmeiras, después de quedar con 10, Munúa rearmó el equipo sin agregar volantes y sacar delanteros. Fernández, Ramírez y hasta López se acoplaron notablemente a la tarea defensiva, demostrando que el trabajo está dando sus frutos.

Populares de la sección

Acerca del autor