El técnico que deberá pagar 18 mil hamburguesas

Los Sixers habían prometido Big Macs gratis si su equipo llegaba a 100 puntos, pero Doug Collins pidió no encestar más cuando su equipo estaba en 99 puntos

Se trataba del último partido de Philadelphia como local en 2012. El rival en el Wells Fargo Center: Atlanta. La dirigencia de la  franquicia locataria había prometido, a modo de regalo de fin de año, que si su equipo anotaba 100 puntos le regalarían una hamburguesa a cada uno de los 18 mil espectadores que fueron al estadio.

A falta de 23 segundos, el partido iba 99-80 a favor de los Sixers, que además tenían la posesión. Solo había que anotar un  punto más. Sin embargo, desde el banco, Doug Collins comienza a hacerles señas a sus jugadores para que no ataquen más. Esto es algo común en el básquetbol cuando el partido ya está cerrado, pero esta ocasión era especial. El público, indignado, comenzó a abuchear a los jugadores, quienes señalaban hacia el banco, indicando que acataban órdenes. El técnico no entendía nada.

Ya en conferencia de prensa, a Collins le informaron de la singular promesa. Entonces tuvo un gran gesto: prometió pagar la ronda de 18 mil hamburguesas -a razón de cuatro dólares la unidad- de su bolsillo. Final feliz para los fanáticos de Philadelphia.

Philadelphia hamburguesas

Populares de la sección

Comentarios