El Tata sube la apuesta: “Me gustaría una revancha con España en la final”

"Estoy seguro que tenemos juego y futbolistas como para contrarrestarlos, solo que no tuvimos una buena noche" dijo el volante de Lazio que puede ser titular ante Nigeria

El centrocampista uruguayo Álvaro González afirmó a Efe que le "encantaría" poder jugar una revancha frente a España en la Copa de las Confederaciones, que en caso de darse podría ser la final del torneo.

La celeste perdió 2-1 frente a la "Roja" en el debut de ambos seleccionados en el campeonato, pero el marcador no refleja la amplia supremacía española en el partido.

El poderío de España "es conocido y también el buen trato que tienen del balón pero en verdad no esperábamos que manejaran el partido de la forma que se dio", dijo el centrocampista de Lazio.

"Nos pusieron contra las cuerdas, fallamos en las marcas y cuando recuperamos el balón no lo jugamos bien. Lo intentamos pero no se pudo", admitió.

Y agregó: "Como tenemos autocrítica, somos los primeros en reconocer que no jugamos bien y que debemos mejorar mucho si queremos seguir adelante en el torneo".

González recordó que en el primer tiempo del partido España los "arrolló, llegó por todos lados y no había manera de detenerlos".

Para la segunda mitad, con un 2-0 abajo en el marcador que claramente pudo ser más amplio, intentaron "corregir, jugar con orgullo y dignidad para dejar bien la camiseta" de su país.

"Ellos bajaron un poco su rendimiento y nosotros, mas con amor propio que buen juego, emparejamos en algo y logramos un bonito gol", recordó.

"No hay duda que en ese partido (los españoles) fueron claramente superiores, nos ganaron con justicia y no hay nada que decir, por algo son los campeones del mundo", agregó González.

El centrocampista aseguró que no hubo durante el partido ninguna jugada de menosprecio o burla de parte de los integrantes de la "Roja".

"Ellos juegan así siempre, con su buena técnica, ganando, empatando o aún perdiendo, es su estilo y así lo hicieron frente a nosotros. No hay quejas", agregó.
Reconoció que "cuando te ves así de superado no es fácil mantener la calma y evitar llegar al juego brusco".

"Pero por suerte lo hicimos, respetamos al rival y evitamos la posibilidad de sufrir alguna expulsión", añadió.

"Por ambos lados" hubo alguna "entrada dura" pero "siempre se jugó con lealtad" y ganó "el que claramente hizo las cosas mejor".

En la selección española "hay algunos jugadores que son livianos por su físico pero también hay otros que juegan fuerte. Así es el fútbol", dijo.

En cuanto al futuro de los "celestes" en el torneo afirmó que le "encantaría tener una revancha con España.

"Estoy seguro que tenemos juego y futbolistas como para contrarrestarlos, solo que no tuvimos una buena noche", afirmó González a Efe.

Además, y "aunque queda mucho campeonato por delante", si se llega a dar ese cruce "sería en la final lo que daría una muestra de que ambas selecciones hicimos las cosas muy bien para llegar a ese partido".

"Sufrimos, pero sacamos experiencia y conocimiento si nos vemos las caras de nuevo será distinto", estimó González que saltó al campo en la segunda mitad del partido disputado en el estadio Arena Pernambuco de la ciudad de Recife.

En referencia al encuentro que su selección jugará mañana frente a la de Nigeria en el estadio Fonte Nova de Salvador, nordeste de Brasil, el centrocampista dijo: "solo pensamos en la victoria".

"De ganar estaremos muy cerca de clasificar a las semifinales", afirmó. La selección de Nigeria goleó por 6-1 a la de Tahití en la primera jornada y lidera el Grupo B por mejor saldo de goles.

"El partido de mañana definirá la suerte de ambas selecciones en el torneo y debemos ganarlo para empezar a caminar derecho", afirmó el uruguayo. "Desde antes de llegar a Brasil sabíamos que el partido frente a los nigerianos sería el fundamental", agregó.

En opinión del "Tata", Uruguay "tiene con que" ganarle a Nigeria "aún reconociendo que es un equipo duro, fuerte, veloz y frente al que no te podes descuidar".

"A nosotros siempre nos cuesta el inicio de los torneos, España ya quedó atrás y ahora frente a Nigeria tenemos que mostrar el juego que nos llevó a ganar la Copa América y llegar hasta acá", señaló.

Uruguay ganó la Copa América del 2011 en Argentina eliminando en semifinales a la "albiceleste" de Messi y compañía y superando en la final a Paraguay por 3-0.

Después los "celestes" tuvieron un claro declive en su juego durante las eliminatorias sudamericanas de la Copa del Mundo y comprometieron seriamente su clasificación para Brasil 2014.

Previo a llegar a la Copa de las Confederaciones, los uruguayos vencieron por 1-0 a domicilio a Venezuela y con ese resultado recuperaron la sonrisa y buena parte de sus opciones de llegar al Mundial.

"Fue un partido con mucha tensión, complicado, al que llegamos en una situación límite, pero ganamos y acá estamos... vivos y con ganas de más", afirmó Álvaro González. 


Populares de la sección

Comentarios