El Tanque quedó librado a una proeza

El equipo de Canobbio jugó con dignidad pero la derrota lo dejó con un pie y medio afuera del torneo

Que digno es el futbolista uruguayo. La realidad en El Tanque Sisley marca que el plantel no concentró por los tres meses de salarios complementarios que les deben. No pudieron entrenar en la cancha donde se jugó el partido y apenas dos días antes del juego recibieron la pelota con que jugaron anoche. Sin embargo, cuando el árbitro pitó, todo quedó a un lado.

El jugador de El Tanque olvidó sus preocupaciones diarias y defendió la camiseta que llevaba con alma y vida. Y al margen de las limitaciones, el club fusionado llegó a tenerlo a tiro a uno de los grandes de América como Colo Colo.

El Tanque se paró de igual a igual ante el conjunto chileno. En los primeros minutos lo perturbó con su presión y aprovechó la cancha rápida. Pero apenas amenazó con un par de remates afuera.

Después que salió de la sorpresa, Colo Colo encontró la tranquilidad. Una pelota perdida en el medio generó una contra rápida que terminó con un desborde de Fierro y el centro medido a Toledo que marcó el gol de la victoria.

El tanto le sirvió al visitante para manejar la pelota sin desesperarse, y como el local no la encontró, no llegó nunca con sorpresa al arco de Villar.

Para la parte complementaria Mello bajó unos metros para generar juego. A los 14 puso a Lamanna de cara al gol y a los 20 casi aprovecha un error defensivo del elenco trasandino.

Fue cuando cambió el trámite. El Tanque comprobó que podía y fue. Con mucho vértigo y enredado, pero contó con chances. El ingresó de Marcarié dotó de más verticalidad y Lamanna amenazó con con un cabezazo.

Pero Colo Colo contó con oficio para manejar la situación y salir bien parado. Al margen de que El Tanque lo desacomodó, no entró  en su juego. Recién despertó sobre el final cuando Nicola Pérez salvó su arco.  Justo es decir que sobre la media hora el brasileño Cortez pasó por alto un claro penal de Moreira contra Fierro.

Colo Colo se llevó un premio demasiado elevado del Franzini y ahora, en su casa, como dice el dicho cambián los López. El Tanque deberá apelar a una proeza en Santiago. 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios