El talismán para ganar las ligas

El sueco Zlatan Ibrahimovic consiguió el domingo con Paris Saint-Germain su décimo campeonato local de los últimos 12 que disputó; lo hizo con seis equipos diferentes: Ajax, Juventus, Inter, Barcelona, Milan y los franceses

Es un personaje muy especial, pero un jugador fuera de serie. A sus 31 años, Zlatan Ibrahimovic es un hombre polémico, que ha tenido problemas con personas que normalmente son de perfil bajo.

Sin ir más lejos, en pleno festejo del título que consiguió el domingo pasado Paris Saint-Germain en Lyon al ganar como visitante 1-0 y consagrarse campeón de la Ligue 1 después de 19 años, y en la intimidad del vestuario, el sueco recibió una palmada en la espalda del director deportivo del club, el brasileño Leonardo.

Su reacción fue desmedida y demostró que las cosas entre ellos no van por buen camino. Lo insultó con cara de pocos amigos y cortó el grito enfervorizado y alegre del resto de sus compañeros.

Cuando retornaban a París esa misma noche, Leonardo tuvo un pico de estrés y debió ser internado durante algunas horas, lo que le privó de poder festejar con el resto del plantel y cuerpo técnico el lunes por los Campos Elíseos de la ciudad luz.

No hace mucho tiempo también tuvo problemas nada menos que con Pep Guardiola.

Estuvo una temporada en la que no le fue mal, pero no se llevaba bien con el mejor técnico del siglo XXI.

“Guardiola es el filósofo que ha roto mi sueño de estar en Barcelona”, dijo en 2010 cuando se fue a jugar a Milan cedido a préstamo. “Cuando entro en una habitación en la que está Guardiola, él sale. No sé si es que me tiene miedo”, agregó el sueco antes de irse a Milan.

El hecho es que la carrera de Zlatan sigue siendo realmente maravillosa.

De las últimas 12 ligas en las que participó –con seis clubes distintos– consiguió 10 campeonatos. Realmente impresionante.

El primero de esos títulos llegó en 2001-02 cuando defendía a Ajax de Holanda. Luego fue campeón con Juventus de Italia –distinción que luego le quitarían a la Vecchia Signora por supuesto amaño de partidos–, Internazionale de Milán, Barcelona, Milan y ahora Paris Saint-Germain.

Zlatan es un verdadero talismán y a donde quiera que vaya, da una vuelta olímpica.


Populares de la sección

Comentarios