El sufrimiento que valió

River fue muy superior a Miramar, pero Berbia había cerrado el arco; lo ganó al final

Está bueno ver todo lo que se mueve alrededor de este River. Desde los utileros cuando llegan y se van de la cancha, a la conmixtión que existe entre el técnico Guillermo Almada y el preparador físico Marcelo Tulbovitz, pasando por el gerente deportivo Leonardo Rumbo y el presidente Álvaro Silva.

Y claro, está bueno ver jugar a este equipo. No, –se aclara desde el principio por las dudas–, no es Chelsea ni Paris Saint-Germain, pero es un equipo uruguayo que no juega al pelotazo, que no se desespera si las cosas no salen y eso es mucho decir ante la pobreza que se ve en los campos de juego de este país todos los fines de semana.

Le podrá salir bien o no, pero siempre son fieles al credo de Almada y de allí no se apartan.

Por eso está tan arriba en las posiciones. Por eso no sorprende que gane tan seguido. Por eso aunque falte poco siempre se espera su gol.

River tiene un pico pendiente en el que le va ganando a Cerro 1-0 y de persistir la victoria, sería el líder de la Tabla Anual.

Junto a Danubio y quizás Wanderers han sido los equipos que mejor juego demostraron, más allá de si después logran el título o no.

Sería entrar en la historia en sus casi 82 años, algo jamás alcanzado en el Uruguayo. Sería emular al viejo River Plate Football Club que lo ganó varias veces y, por si fuera poco, fue el que le dio el color celeste a la selección en 1910.

Adrián Berbia demostró lo que le dio su experiencia. Con 36 años cerró con un candado su arco durante 77 minutos. Fue infranqueable ante todos. Era él contra todos los que rajen, como se decía cuando se jugaba en el campito.

Solo en el primer tiempo le sacó dos veces un mano a mano a Martín Alaniz y otro al brasileño Gabriel Marques.

River quería, buscaba, abría la cancha con un césped altísimo para lo que se ve normalmente. Pero la cortina de hierro del Gallego Berbia recibía los pelotazos y nada más.

Como contrapartida, Miramar, que se juega la permanencia en cada centímetro, en cada jugada, en cada centro, no llegaba nunca. Las diferencias fueron abismales y no es culpa ni de Daniel Sánchez –su flamante técnico– ni de los jugadores. Simplemente, enfrente había un rival con un potencial muy superior.

En el complemento, Berbia seguía con su enorme repertorio de atajadas. De pique le sacó el gol a Hamilton Pereira y después ligó con un cabezazo de Williams Martínez que se fue afuera.

Almada veía que el triunfo se le iba como agua entre los dedos, pero se mostraba tranquilo. “Me acordé del partido ante Rentistas en el Apertura”, dijo al finalizar el partido a El Observador entre sonrisas. Claro, aquella vez su equipo había sido muy superior, pero perdió. Y de las derrotas se aprende. Vaya si se aprende.

Entonces metió mano al banco. Primero, ingresó Leandro Rodríguez, luego Cristian Techera. La cancha se abrió y el arco de Berbia también. Una picardía de Techera terminó en la cabeza de Taborda –quien había sido bien marcado por Pallante– y a los 77’ llegó el 1-0. Minutos después y con Miramar desesperado, Leandro inventó un golazo por encima del arquero. Pero mire que fue un golazo, ¿eh?

Fue el triunfo del sufrimiento. Tres puntos merecidos que lo mantienen expectante. Porque River quiere más.

Miramar Misiones 0-River Plate 2
 
Miramar Misiones: Adrián Berbia; Christian Colman, Santiago Mastrángelo, Pablo Pallante y Facundo Tealde; Sebastián Pérez, Matías Appelt, Marcelo Broli e Ignacio Christophersen; Santiago Pallares y Federico Fernández. Director Técnico: Daniel Sánchez

River Plate: Damián Frascarelli; Williams Martínez, Christian González y Diego Manuel Rodríguez; Gabriel Marques, Hamilton Pereira y Martin Alaniz, Fernando Gorriarán; Jonathan Ramírez y Sebastián Taborda. Director Técnico: Guillermo Almada

Estadio: Parque Méndez Piana
Árbitro: Daniel Fedorczuk
Asistentes: Robert Muniz y Gustavo Maggiolo
4° Árbitro: Federico Arman

Cambios en Miramar Misiones: 69’ Jonathan Ríos x Pérez, 73’ Guillermo García x Pallares y 79’ Agustín Miraballes x Appelt

Cambios en River Plate: 58’ Leandro Rodríguez x Ramírez, 69’ Cristian Techera x Gorriarán y 87’ Walter Vaz x Taborda

Goles: 77' Sebastián Taborda (RP) y 83' Leandro Rodríguez (RP)

Tarjetas amarillas: Colman, Broli y Pallante (MM) y Alaniz y C. González (RP)


Populares de la sección

Comentarios