El sueño de la maratón

Varios atletas uruguayos ya están en carrera para alcanzar la marca para la mítica prueba en Rio 2016

La pregunta del presidente del Comité Olímpico Uruguayo (COU), Julio César Maglione, le quedó sonando al titular de la Confederación Atlética del Uruguay (CAU), Pablo Sanmartino: “¿Cuándo vamos a tener un maratonista en los Juegos Olímpicos?”, fue la interrogante que le hizo en el año 2010. “Eso lleva muchos años”, fue la respuesta que le dio en ese entonces el titular del CAU.

Hoy, cuando los almanaques ya se pintan de 2015, la presencia de uruguayos en la maratón olímpica de Río de Janeiro 2016 está bien encaminada, con varios deportistas que intentarán lograr la marca para poder correr los míticos 42,195 kilómetros de la prueba reina del atletismo.

Fueron varios años de trabajo para la CAU, que desde aquel encuentro comenzó a trabajar con la mira en los juegos brasileños, según indicó Sanmartino.

“Empezamos generando las condiciones para nuestros atletas, algunos con sus primeras experiencias en la altura de México o participando en grandes maratones como la de Róterdam”, comentó.

“Pero sin dudas el objetivo era tener nuestra maratón”, agregó. Ese anhelo se cumplió en 2014, cuando junto a la Intendencia de Montevideo lograron llevar a cabo la primera Maratón de Montevideo, que en su edición inaugural tuvo un carácter nacional, lo que será superado en 2015 cuando sea internacional, siendo una prueba homologada por la Asociación Internacional de Federaciones Atléticas (IAAF).

A buscar las marcas

Los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, del 10 al 26 de julio, serán la antesala de Rio 2016. En la previa del certamen canadiense, varios atletas irán por su marca clasificatoria para ese evento. La CAU ya tiene programado el calendario de sus principales representantes que irán por el pasaje a ese certamen.

Aguelmis Rojas, el cubano ganador de la pasada Maratón de Montevideo –con un tiempo de 2.19.33– que recientemente se nacionalizó uruguayo, ya tiene fecha marcada para competir, el 22 de febrero en la Maratón de Sevilla, España, para lograr el tiempo que le permita llegar a Toronto, que es de 2.21.00.

El atleta da por descontado que tendrá ese tiempo y se tiene fe para pelear por un lugar en el podio de Canadá. “Con las marcas que he corrido y con las que puedo llegar a hacer, me parece que puedo estar para una medalla”, dijo a El Observador.

Su mejor marca la alcanzó el 18 de abril de 2004, en La Habana: 2.14.16. Además, fue olímpico por Cuba en Atenas ese mismo año: 2.21.59 logrando el 47º puesto.

“Ahora para mí se viene, primero, buscar la marca para poder ir a los Juegos Panamericanos y después si lo logro defender la camiseta y tratar de agarrar una medalla. El próximo paso serían los Juegos Olímpicos que ahí se sabe que una medalla es difícil pero no imposible”, sostuvo.

“Espero dar lo mejor de mí y seguir con mi carrera deportiva ahora con una nueva responsabilidad ya que representar a Uruguay no es lo mismo que cuando corría independiente”, expresó el atleta de 36 años tras obtener su nueva nacionalidad.

Pablo Gardiol, el atleta uruguayo con más experiencia en los 42 k, pruebas en las que corre desde 2006, buscará su marca en la Maratón de Barcelona que se disputará el domingo 15 de marzo.

En abril pasado, en Chile, logró un tiempo de 2.22.01, muy cerca del crono clasificatorio a Toronto.

“Después de Chile estuve con lesiones, pero ahora ya estoy en carrera, preparando el verano de cara a los Juegos Panamericanos 2015”, contó el atleta a El Observador.

Después, buscará el ansiado pasaje al maratón olímpico de Rio 2016, algo que no pudo lograr para Beijing 2008 ni para Londres 2012 donde igual acumuló buenas experiencias.

En Montevideo y Buenos Aires

Con su categoría internacional, la maratón de Montevideo del próximo 26 de abril servirá de prueba para que varios atletas busquen su marca para Toronto.

Los uruguayos Andrés Zamora, Laura Bazallo y Laura Del Puerto, intentarán lograr el tiempo clasificatorio para los Juegos.

Zamora, formado en una familia de atletas y uno de los principales protagonistas en las carreras callejeras de 10 k, ya tiene marca para 5.000 en los Panamericanos (la logró corriendo solo en la pista oficial), pero también intentará alcanzar el boleto para los 42 k.

Su objetivo personal es alcanzar a su padre, Nelson Zamora, quien fue olímpico en la maratón de Barcelona 1992.

En la rama femenina, Bazallo, hoy por hoy la mejor fondista uruguaya, buscará primero su pasaje a la maratón de Toronto.  

La atleta tiene en su propiedad el récord uruguayo femenino con un tiempo de 2.49.53 logrado en octubre de 2013 en Buenos Aires.

La marca femenina para el Panamericano es de 2.55.00, por lo que de mantener su rendimiento accedería sin inconvenientes.

En tanto, Del Puerto también irá por su clasificación en la maratón de Montevideo. El año pasado, en esa carrera, ambas corredoras llegaron juntas con una tiempo de 3.06.22.

Por su parte, los hermanos Martín y Nicolás Cuestas ya tienen confirmada su participación en la maratón de Buenos Aires, para octubre, después de los Juegos Panamericanos y con la mira directa en los Juegos Olímpicos.

Los herederos de Néstor García

La última participación uruguaya en la maratón olímpica data del año 2000, cuando en los Juegos Olímpicos de Sídney, Néstor García fue parte de la prueba.

El atleta se ubicó en el puesto 44 de la clasificación, entre un total de 100 participantes, y tuvo un tiempo de 2.22.30.

Fue la mejor actuación de un uruguayo en la prueba donde también se registran los antecedentes de Nelson Zamora en Barcelona 1992 y Waldemar Cotelo en Atlanta 1996.

Además, García tiene el récord uruguayo de la prueba con un crono de 2.12.48, logrado el 24 de octubre de 1999 en la maratón de Chicago, la ciudad de los vientos.

Ahora la CAU quiere que uno de sus representantes vuelva a formar parte de la principal prueba del atletismo.

“Será un gran trabajo en conjunto de atletas, entrenadores y la Confederación”, dijo Sanmartino de cara a los que será el año 2015.

“Sin dudas, la CAU está pensando en Rio 2016. Sabemos que será difícil pero estamos convencidos que vamos por buen camino”, agregó.

El atletismo uruguayo ya tiene ocho atletas clasificados a Toronto (en Guadalajara 2011 fueron seis) y hay confianza en que se sumen tres maratonistas: Rojas, Gardiol y Bazallo.

Y el sueño olímpico que hace cuatro años se veía como inalcanzable, ahora es posible con el gran crecimiento que ha tenido este deporte.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios