El Suárez del polo

David Stirling –con su equipo El Remanso– se clasificó a la final de la Copa de Oro de Inglaterra tras vencer en semi a Adolfo Cambiasso, el mejor polista del mundo, en un partido polémico y áspero entre ambos

Llueve en Londres a manera de diluvio y se prevee que seguirá lloviendo por un tiempo más. Los pronosticadores de turno anticipan unos Juegos Olímpicos pasados por agua. Pero el clima en Inglaterra no fue obstáculo para que el polista uruguayo David Stirling se clasificara a la final de la Copa de Oro de Inglaterra, jugando para el equipo El Remanso y venciendo en semifinales nada más y nada menos que a Dubai, el conjunto liderado por el argentino Adolfo Cambiasso, el Maradona del polo.

 Aunque Pelón (así le dicen a Stirling) bromea al respecto: “Solo así –con tanta lluvia– le pude ganar a Adolfito” dijo a El Observador. Tal como se desencadenaron los últimos acontecimientos en este deporte, si Cambiasso es Maradona, Stirling bien puede ser el Luis Suárez de este juego que se juega sobre caballos. No solo porque el actual torneo se desarrolla en Inglaterra, ahí donde Suárez es ídolo de Liverpool, sino porque Stirling logró el 10 de hándicap después de ganar el Abierto Argentino, en marzo obtuvo el USPA  Gold Cup 2012 de Estados Unidos y ahora llegó a la final en Inglaterra dejando por el camino al crack argentino.

“A Cambiasso no se le gana todos los días una semifinal. El me ganó el mes pasado en la semifinal de la Copa de la Reina” añadió. Ahora sucedió al revés: El Remanso de Stirling jugará mañana la final del importante torneo frente a Cortium, a la hora 11.30 de Uruguay.

Los caballos con los que juega son de Stirling, el equipo se llama El Remanso porque lleva el nombre de un campo que tiene en Argentina el patrón inglés dueño del equipo y están compitiendo ahora contratados por un jeque. “Es el tercer año que juego con ellos”. Así funcionan el intrincado mundo del polo.

“Este año en la Copa de Oro participaron 16 equipos, hay patrones de todo el mundo y es un torneo muy difícil” dijo Stirling. Calcula que la final será observada por entre 10 mil y 15 mil personas. El costo de las entradas es de unos US$ 40.

El agua caída intensamente en los últimos días perjudica el desempeño de los jinetes: “La cancha se pone más resbalosa, se pone más bravo para pegarle a la pelota, el juego se parece más al rugby que al polo, es puro pechazo, enganche y tacazo”, dijo Pelón.

El encuentro semifinal frente al equipo de Cambiasso generó hasta rispideces entre los amigos: “Fue palo y palo, en el último chukker pasamos por un gol, ellos erraron dos penales y sobre la campana marcamos la diferencia (9 a 7)”, explicó el polista nacido en Young, quien agregó que en la mitad del juego “se dio una jugada en la que Adolfito se calentó conmigo, pero después me pidió perdón y me dijo ‘sabes que vos sos uno de los pocos que quiero’”.

Agregó Stirling que la bronca quedó en la cancha y que “yo siempre le voy a estar agradecido porque si alcancé este nivel fue gracias a él. Claro que en ese momento estampos compitiendo por una final”.

Cambiasso llegó al torneo “con un muy buen equipo, era el favorito, por eso nosotros estamos contentos y después del batacazo queremos aprovechar la oportunidad en la final”.

Para integrar el equipo Stirling invitó al argentino Guillermo Terrera (28 años), quien padeció cáncer: “Hace un año le descubrieron cáncer en los ganglios. Hizo seis meses de quimioterapia y ya está bien. Soy amigo de él y le di una mano porque después de las malas vienen las buenas. Solo él sabe lo que pasó. Ahora está disfrutando, es un búfalo, tiene una fuerza impresionante”, dijo el Suárez del polo, que luego de la final inglesa competirá en España. 


Populares de la sección

Comentarios