El sinuoso camino que tendrá la celeste

El sorteo llevado a cabo ayer en San Petersburgo determinó el calendario de Uruguay; Suárez vuelve ante Brasil y hay un cierre muy favorable
El Palacio de Constantino, construido en 1715 a 30 km de San Petersburgo, se vistió de gala luego de tomar una pastilla para la memoria y poner su mejor cara para celebrar el sorteo del Mundial de Rusia 2018.

Con una FIFA salpicada por escándalos de corrupción y Blatter jugando en el equipo de los apuntados con el dedo, los rusos improvisaron una fiesta con todos los condimentos para intentar la amenesia en el mundo fútbol.

La modelo Natalia Vodianova y el presentador de televisión Dimitry Shepelev salieron a escena luego de fríos discursos de Vladímir Putin y Joseph Blatter, quienes no hicieron ni una mención al FIFAgate, y dieron paso a Jerome Valcke, secretario del organismo denunciado por millonarios sobornos a Concacaf, encargado de conducir el evento.

A modo de lavar culpas, los dirigentes invitaron a futbolistas a participar. Así desfilaron entre otros el italiano Fabio Cannavaro, el camerunés Samuel Eto'o, el brasileño Ronaldo y el uruguayo Diego Forlán.

Justamente los sudamericanos fueron los encargados de sacar las bolillas pertenecientes a Conmebol, que dictaron el calendario para las distintas federaciones en busca del pasaje mundialista.

"Está dentro de lo normal, lo que se dio era un escenario probable. El sorteo arrancó bien con la repesca porque todos queríamos definir con Oceanía en el caso de jugar el repechaje. Las últimas tres veces que Uruguay jugó un Mundial accedió por esa vía por eso era importante emparejarse con la media plaza de Oceanía", dijo a Referí desde Rusia el secretario general de la AUF, Alejandro Balbi.

El sorteo dictaminó que Uruguay debutará ante Bolivia en la altura de La Paz, un escollo más que difícil si se tienen en cuenta los resultados (ver recuadro).

La agenda marca luego duelos ante Colombia en Montevideo, Ecuador en Quito y Chile en Montevideo, para terminar de cumplir la sanción de Luis Suárez.

El delantero volverá a vestirse de celeste ante Brasil jugando como visitante en la quinta fecha.
Con las cartas sobre la mesa, ¿el fixture es positivo o negativo?.

Ante Bolivia, Uruguay no podrá contar con sus mejores delanteros ya que Cavani y Suárez están suspendidos.

El punto positivo es que se trata del partido de visitante en La Paz, donde Tabárez pondrá un equipo más defensivo buscando un resultado positivo.

Tampoco ante Colombia, porque por tratarse de una agresión Cavani es candidato a recibir una sanción de dos partidos.

El primer rival de Uruguay es el único equipo que no tiene entrenador y vive un caos institucional. Carlos Chávez, presidente de la FBF, Jorge Justiniano (ANF) y Pedro Zambrano (ANF) están detenidos en el marco de la investigación de Conmebol y Mauricio Soria fue cesado tras la Copa América.

Ante Ecuador y Chile la celeste tampoco podrá tener a Suárez, por lo que se interpreta que el inicio será duro, pero ante dos rivales "perdibles", ya que la altura de La Paz y Quito juega su partido.

Si bien el formato y la dinámica de las Eliminatorias exige intentar sumar la mayor cantidad de puntos posibles de local, enfrentar a Colombia y Chile sin la referencia ofensiva parece ser un castigo.

A modo de consuelo, y en búsqueda de una lectura positiva, Suárez estará ante las potencias Brasil y Argentina.

"Es muy difícil jugar en La Paz. Va a ser duro sin duda. Siempre es complicado clasificarnos y debemos concentrarnos en ello. Esperemos estar en Rusia en 2018", Diego Forlán.
La última Copa América dejó una lección clara: no hay equipos fáciles ni rivales imbatibles.

Brasil bajó su rendimiento, Colombia no ratificó el poderío de una generación brillante, Perú y Paraguay volvieron a ser competitivos y Argentina junto a Chile, se presentan como rivales a vencer.

Uruguay llega en descenso y en fase de renovación. El cierre del fixture es amigable buscando un sprint final de puntos, pero para eso hay que llegar con vida y transitar el camino que asegure recompensa.

Acerca del autor