NBA

El show time sale a la caza de LeBron

Hoy comienza la liga del mejor básquetbol del mundo y El Observador presenta un análisis sobre las franquicias y los jugadores a seguir esta temporada

Hoy volará la pelota por los aires y San Antonio Spurs junto a Dallas Mavericks le darán inicio a una nueva temporada de la NBA. La expectativa es enorme, más si se tienen en cuenta la cantidad de traspasos entre las franquicias, la buena cantidad de novatos que tendrán minutos y la búsqueda de consolidación de varios integrantes de la selección de Estados Unidos campeona del mundo.

Por eso, bien vale la pena repasar las novedades y máximos favoritos en cada conferencia.

En el este habrá retadores
Uno de los equipos más golpeados en el mercado de transferencias fue Miami Heat, ya que la salida de LeBron James –se fue a Cleveland Cavaliers– obliga a la franquicia de Erik Spoelstra a modificar su esquema de juego.  Es por eso que no será extraño ver a Chris Bosh bajo el poste y a Dwyane Wade, cuyo físico es una incógnita, ponerse el equipo al hombro para hacer brillar a una de las incorporaciones más cotizadas de la agencia libre, el alero Luol Deng.

Miami tiene un superávit de jugadores perimetrales: Mario Chalmers, Norris Cole, Shabazz Napier, Shannon Brown y Reggie Williams, pero por contrapartida Bosh solo tendrá bajo como compañeros bajo el poste Josh MacRoberts y Shawne Williams.

Pero los dos más grandes candidatos del este son Chicago Bulls y Cleveland Cavaliers. Los Bulls tienen en el arribo de Pau Gasol el complemento ideal para Derrick Rose. Si Rose está bien, los de Chicago buscarán pelear el título. Las llegadas de Nikola Mirotic, Doug McDermott y Aaron Brooks, le generan al técnico Tom Thibodeau el lindo problema de abundancia.

Chicago tiene un equipo preparado para todo. Si Gasol logra acoplarse con Joakim Noah y Taj Gibson la franquicia de Illinois será de temer.

Mientras tanto, Cleveland encarna un caso curioso, ya que de ser un equipo de media tabla pasará a cargar con la presión de ser el nuevo “Big Three”. La renovación de Kyrie Irving y las llegadas de LeBron James y Kevin Love obligan a los Cavaliers a rayar a gran altura.

Brooklyn Nets es el equipo de mayor gasto salarial y cuenta con un plantel de grandes figuras, pero aparece un escalón por debajo.  La desventaja será la edad de su plantel. El estado sanitario de Deron Williams, Kevin Garnett, Brook López y Joe Johnson pueden marcar la temporada. Mason Plumlee y Andrei Kirilenko tienen todas las fichas para ser titulares.

New York Knicks apostó a las llegadas de Phil Jackson como presidente y a la designación de Derek Fisher como Head Coach. Con Carmelo Anthony como atracción, pero sin Amare Stoudemire ni Tyson Chandler, el equipo de Fisher deberá apostar a la juventud de Hardaway Jr. e Iman Shumpert, más el aporte de José Manuel Calderón. Hay quienes dicen que con otra super estrella estarían para campeones, pero todo indica que se quedarán cortos.

Toronto Raptors buscará avanzar en la postemporada de la mano de su estrella renovada, Kyle Lowry. A la continuidad de Derogan, Ross y Vásquez, se le debe sumar la incorporación de Jordan Hamilton, para cerrar un equipo con aspiraciones.

Los Wizards pueden ser una revelación de la mano de Randy Wittman. A la conducción de John Wall y la fortaleza en el poste de la dupla Hilario-Gortat se le debe sumar el goleo de Paul Pierce. Hay cifrada esperanza en los novatos Otto Porter Jr y Glen Rice Jr.

Atlanta renovó la confianza al bloque central y seguirán Al Horford, Paul Millsap y kyle Korver, por lo que puede causar un dolor de cabeza a más de uno.

En el oeste están los favoritos
La conferencia donde se encuentra el último campeón estará marcada por la paridad, aunque San Antonio, Dallas y Oklahoma City Thunder están un paso adelante.

Los hombres de Popovich son como el vino: a mayor edad, mejor rendimiento. San Antonio es mucho más que un equipo de básquetbol, es una estructura deportiva que forma jugadores con la marca registrada de los Spurs.

La columna vertebral de Parker, Ginóbili y Duncan está entrada en años, pero garantiza rendimiento, jerarquía y confiabilidad para retener el título. Los rookies JaMychal Green, Kyle Anderson y Bryce Cotton serán la savia nueva.

En Dallas son optimistas con la nueva temporada. Los Mavericks, siempre bajo la frialdad alemana de Dirk Nowitzki, son un candidato puesto en la conversación. La billetera de Mark Cuban hizo juntar a Nowitzki, Parsons, Monta Ellis, Jameer Nelson, Richard Jefferson, Devin Harris, Al-Farouq Aminu y Raymond Felton, lo que proyecta un goleo repartido, aunque solo Tyson Chandler parece ser el único jugador de matriz defensiva.

Por último los Thunder de Oklahoma repetirán estructura, lo que hace pensar que su presencia en los playoffs está decretada.  El trío Kevin Durant, Russell Westbrook y Serge Ibaka más el aporte de Perkins, Shefolosha y Steven Adams promete mucho, pero ahora ya son un candidato y tienen que demostrar.

Los Angeles Clippers vivió una montaña rusa durante el receso, que terminó con la salida del dueño de la franquicia, Donald Sterling. De todos modos el equipo, que avanzó en la postermporada pasada, mantiene la columna vertebral, con Chris Paul, Blake Griffin, DeAndre Jordan y Glen Davis, dirigidos por Doc Rivers

Portland Trail Blazers, por su parte, tiene mucho talento juvenil: Damian Lillard, Steve Blake, Nicolas Batum y LaMarcus Aldridge.

Históricos en construcción
Boston Celtics y Los Angeles Lakers son equipos en proceso de refundación, por lo que no se espera mucho de ambos.  

Los de Boston tendrán a Rajon Rondo como gran protagonista, pero no parece rodearlo suficiente talento como para esperanzarse con algo. En una división con equipos en buen nivel, le será muy difícil aspirar a entrar en Playoffs.

Por el lado de los angelinos el diagnóstico es similar. El equipo de Byron Scott, compañero como jugador de Kobe Bryant en su temporada de novato, tendrá la imponente baja de Steve Nash, quien se volvió a sentir de la lesión en la espalda que lo marginó de la actividad el año pasado. En ese escenario, Jeremy Lin deberá consolidarse como un actor de reparto detrás de Kobe Bryant, al que los fanáticos le prenden velas para que no se lastime.

En el poste bajo se repartirán Carlos Boozer, Ed Davis y Jordan Hill, tres internos sin peso real y alejados del nivel a que los Lakers están acostumbrados.

Los de California quieren equilibrar la relación edad/rendimiento, bastante en las últimas temporadas, pero no parecen tener material para ilusionarse.


Populares de la sección

Comentarios