El Seis Naciones de América avanza: los puntos clave

ras la reunión en Miami varios puntos empezaron a definirse: se jugará con los seleccionados principales y se comenzó a negociar con sponsors y TV

El comunicado del viernes fue todo lo cauteloso que debe ser un proyecto que aún no tiene aprobación 100% en la interna de las uniones, y que tiene recién en marcha las charlas con TV en sponsors. Pero el ambiente general en cada una de las seis uniones más importantes de América fue el mismo: el Seis Naciones Americano a partir de 2016, entre Argentina, Uruguay, EEUU, Canadá, Brasil y Chile, es un hecho. Ahora falta trabajar para cerrar acuerdos comerciales que lo robustezcan, y lo transformen de una buena idea en un gran negocio.

“La reunión fue un éxito. El torneo está muy avanzado, si bien queda mucho por hacer y avanzar, las expectativas de todos los somos muy optimistas en poder lograrlo”, dijo a El Observador el presidente de la URU Sebastián Piñeyrúa, recién arribado desde Miami. Se excusó de dar más detalles por el mismo motivo que el viernes se realizó un comunicado conjunto: se trata de un esfuerzo colectivo de los seis países, y cada paso quiere ser cauteloso y consensuado.

Pero ya hay varios pasos concretados. Uno lo adelantó Nigel Melville, CEO de USA Rugby: los partidos serán “full test matches”, lo que significa que involucrarán a los máximos equipos de cada país y serán válidos por el ranking mundial.

Otro es la fecha: como se había manejado antes de la reunión, será entre febrero y marzo, en espejo con el Seis Naciones europeo. Eso, además, habilita al uso de la “regla 9”, la reglamentación que obliga a los clubes a ceder a sus jugadores de selección. Una de las mayores dudas en la previa desde la prensa de EEUU era el riesgo de que los contratos de sus jugadores foráneos cayeran si sus jugadores vinieran a jugar el torneo, ya que en muchos casos ocupan los lugares que dejan los europeos citados a sus selecciones. Sin embargo, una posible salida es que cada país decida a qué jugadores citar en cada encuentro: que citen a sus estrellas para los partidos más parejos, y afronten con jugadores locales los partidos más accesibles, como Brasil y Chile.

Otra interrogante es si Argentina podrá tener a sus mejores jugadores, ya que por esas mismas fechas tendrá a su nueva franquicia disputando el Super Rugby. Aún no hay definición sobre ese tema, pero en la reunión quedó claro que afrontará el torneo como Los Pumas, y según lo necesite, usará o no a sus mejores jugadores.

Por otro lado, también hay charlas que comenzaron con sponsors y cadenas de TV, aunque aún no hay nada cerrado. De hecho, los presidentes de las uniones se fueron con los “deberes” de pensar ideas para volverse a reunir en 60 días para concretar planes comerciales, logísticos y administrativos para el torneo.

Además, el torneo tendrá un impulso inicial de cinco años, en el que buscará que se estabilice y crezca. También se buscarán desarrollar competencias para los países de niveles más bajos, de manera que todos puedan aspirar a llegar al Seis Naciones americano. Lo concreto es que el torneo empieza a tomar forma. l


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios