El segundo ciclo de Pelusso se inició sin caras nuevas

El técnico campeón uruguayo con los tricolores en la temporada 2008/2009 empezó otro período en el club, en una mañana inhóspita y sin novedades en el rubro altas

Los días de lluvia y viento le traen buenos recuerdos a Gerardo Pelusso. El 15 de diciembre de 2004, en una cruel jornada, se consagró campeón Uruguayo al frente de Danubio. El jueves, bajo el agua y el viento que volaba  las colchonetas, empezó su segundo ciclo al frente de Nacional. Del primer período, de octubre 2007 a julio 2009, se retiró campeón.

Comenzó sin grandes novedades y con prácticamente el mismo plantel que terminó tercero el último torneo Apertura, a solo dos puntos del campeón Danubio, dirigido por Rodolfo Arruabarrena. Faltaron Álvaro Fernández que no renovó el contrato y Diego Arismendi, que si lo extendió y comenzará a trabajar este viernes.

¿Caras nuevas? La del juvenil Alfonso Espino y las de dos de los integrantes del cuerpo técnico: Pablo Peirano, segundo entrenador, y Andrés Larrosa, entrenador de goleros. Los preparadores físicos ya eran conocidos: Javier Carballo estuvo la vez anterior con Pelusso y Julio Moreno es desde hace años funcionarios del club.

El que está más cerca de llegar es el delantero Henry Giménez, de 27 años. “El jugador quiere venir y Nacional quiere que venga” dijo el dirigente José Fuentes. Pelusso contó que habló con el delantero el 31 de diciembre, “de mañana y de tarde” y que en su caso no le  preocupa tanto si demora unos días en incorporarse porque “está entrenando en Bologna”.

Giménez jugó en Fénix, Tacuarembó y River, antes de pasar a Bologna en la temporada 2009/2010. En 2012/2013 jugó a préstamo en Grosseto, de la Segunda división, donde actuó 15 partidos y marcó un gol.

La situación de Jorge Fucile “está igual que la semana pasada. Tenemos la esperanza de que se solucione” dijo Fuentes. El lateral quiere rescindir el contrato que lo liga por seis meses más a Porto, pero el club portugués no quiere abonarle una deuda de €200 mil. Esto es lo que está trancando el pase a Nacional. El asunto puede terminar en un litigio en la FIFA.

Esta situación sí es preocupante para Pelusso, porque Fucile está sin entrenar. “Él podría ponerse a punto en Los Céspedes y estar listo para jugar el día que la FIFA lo habilite”, dijo el DT.

Asimismo, se enfrió la llegada de Gustavo Munúa. “Tiene contrato con Fiorentina y está contento allá. Además, Nacional tiene tres buenos goleros”, manifestó Fuentes.

Lo que quiere el entrenador es un volante mixto, con personalidad. El paraguayo Fidencio Oviedo es el nombre que seduce a Pelusso, pero es consciente que económicamente es imposible. Estuvo a punto de irse a Baniyas de Emiratos Árabes, pero se quedará en Cerro Porteño.

De los 29 jugadores a la orden de Pelusso, el único que entrenó aparte fue Juan Cruz Mascia, recuperándose de un esguince de tobillo. Los demás participaron activamente de los ejercicios, sin perder de vista jamás la pelota.

Arismendi empieza a entrenar

El volante Diego Arismendi concurrió el jueves a Los Céspedes pero no entrenó porque no había firmado la extensión del contrato, pese a que tenía un acuerdo verbal por un año más. Su primer día de práctica será el viernes. “El contrato está pronto para que lo firme desde el 28 de diciembre”, dijo el dirigente José Fuentes. Al mismo tiempo, Álvaro Fernández no concurrió al entrenamiento porque terminó la vinculación con el club.


Populares de la sección

Comentarios