El secreto de atacar en bloque

El líder del Clausura intenta llegar al arco rival ocupando las tres calles y con pelota dominada para definir

Peñarol, River Plate, Atenas y Nacional son los equipos más goleadores en lo que va del Torneo Clausura y hay tantas caminos para llegar al gol como entrenadores haya detrás de la línea de cal.

La buena cuota goleadora, sumado a que la defensa mirasol es la segunda menos vencida del torneo con 10 goles detrás de Danubio que recibió nueve pero solo anotó 14, hacen de Peñarol el único lider de un certamen que debe ganar para forzar una definición.

A 11 días del clásico y con el equipo confirmado por Pablo Bengoechea, vale repasar el ABC táctico que tiene el aurinegro cuando pasa al ataque.

En Peñarol hay una premisa clara del juego colectivo: todos atacan y todos defienden.
Es por eso que la movilidad de las piezas es constante, pero hay un patrón que se repite.

Peñarol para en el dibujo un 4-4-2, que siempre se transforma a un 4-2-3-1 si hay que ir a buscar el resultado o un 4-4-1-1 si hay que defenderlo. En ese sentido, Pacheco o Zalayeta se alternan para hacer el desgaste en el retroceso, mientras que el otro queda como única referencia ofensiva y es el primer encargado de aplicar el pressing alto, algo que deberá modificar ante Nacional ya que sale con envíos largos.

La idea de Bengoechea es llegar al ataque con pelota dominada y la mayor cantidad de hombres posibles (ver recuadros).

Para lograrlo, es importante una sincronización táctica en todas las líneas para no dejar huecos que pueda aprovechar el rival.

A diferencia de Nacional que es más vertical en ofensiva apelando a los envíos largos con un pívot (ver página 4), Peñarol intenta llegar con hombres en las tres calles y siempre algún jugador se ubica por delante de la pelota para picar en velocidad.

En ese rubro, no es casualidad que Urretaviscaya y Rodríguez hayan formado parte en la mayor cantidad de combinaciones que terminaron en festejos.


Populares de la sección

Comentarios