El rugby uruguayo se define con el clásico

Por cuarta vez en los últimos 10 años, Old Christians y Old Boys definen el título del rugby uruguayo en una finalísima que se jugará a estadio lleno

Son buena parte de la historia del rugby uruguayo. Porque si bien es cierto que durante muchos años de la década de 1990 y 2000 quedaron a la sombra de Carrasco Polo, la rivalidad Old Boys-Old Christians ha marcado la historia de la ovalada nacional. Son los equipos más tradicionales, desde la época en la que el rugby no salía mucho más allá de Carrasco.

Hoy es otro tiempo: la ovalada ha sabido reinventarse para llegar a sectores donde nunca antes hubiese imaginado: las cárceles, rincones recónditos del interior, plazas de deportes en Casavalle u otros barrios periféricos, cientos de escuelas públicas, la UTU... el rugby se ha transformado ya sin vuelta atrás. Pero los clubes grandes y tradicionales también se reinventaron, para meterse hoy en otra definición del Campeonato Uruguayo. Han trabajado bien en las inferiores, fortaleciendo ese activo incalculable que tienen en sus canteras de los colegios British y Stella Maris, y realizando en los planteles superiores un trabajo más dedicado incluso que algunas instituciones profesionales de otros deportes.

Han ganado cuatro de los últimos 10 campeonatos (2007 y 2015 Old Christians, 2010 y 2013 Old Boys), y aunque no han desplazado al caballito (campeón en 2008, 2009, 2011, 2012 y 2014), si han subido a ese mismo escalón de Polo, para peleárselo palmo a palmo.

Salvo Los Teros, no hay otro partido como el de hoy que sea capaz de llenar el Estadio Charrúa. Carrasco respira rugby, y el clásico es la mejor manera de recordarlo.

Al show de color e hinchadas que ofrecieron en los últimos años, hoy se agregará la puesta en escena de la televisión, gracias al contrato de la URU con Directv. Y que ya se empezó a ver en la conferencia de prensa del jueves, en Sofitel: hasta la copa es nueva, más grande y vistosa, acorde a los nuevos tiempos.

Pero adentro también habrá un partidazo. Old Boys llega luego de un batacazo, ya que a pesar de haber perdido 10 partidos en el año, ganar el 55% de los puntos de la temporada y meterse en las semifinales en cuarto lugar y en la última fecha, dejó afuera a Carrasco Polo, que venía primero y con el 98% de los puntos ganados. Una enorme defensa, mucha actitud para el tackle y un plan de juego que priorizó limitar al rival, frustrarlo y después aprovechar sus chances para hacer puntos, fue lo que explicó la notable victoria.

Del otro lado, espera Old Christians. Terminó segundo en la temporada, muy detrás de Carrasco Polo, pero también muy por delante del resto. Brilló en la primera mitad del año, en la que llegó hasta la final del Torneo del Interior B de Argentina –donde le ganó en cuartos de final a Old Boys–; luego bajó su rendimiento en el arranque de la zona campeonato sintiendo el desgaste de la primera mitad del año, pero empezó a levantar y llega en un sólido momento, al punto que en semifinales despachó a un buen equipo como Trébol por un 34-19; sufriendo en el primer tiempo pero con jerarquía para darlo vuelta en el segundo tiempo.

El lugar en la tabla le da un leve favoritismo a Christians. Pero, ante todo, es una final y clásica, lo que asegura drama, emoción y show garantizado. l

Las claves de Christians

El medioscrum

El juego de Christians tiene en Manuel Martínez un valor clave. Desde la base del ruck lanza el juego o corre la base para desordenar defensas.

Explosión afuera

Los wings del azul, Federico Favaro y Leandro Leivas, son explosivos y picantes cuando tienen metros. Trébol los limitó bastante, pero cuando no lo hizo lo pagó caro.

Formaciones fijas

Son claves no solo para que los forwards vayan hacia adelante, sino para generarle espacio a sus tres cuartos. García y Johnson, los que más ganan metros.

Uso del pie

Con un ataque que va bien arriba y atrae marcas, el uso del pie es clave para encontrar espacios vacíos.

Las claves de Old Boys

El medioscrum

La labor de Germán Albanell ha sido clave para conducir el juego del azulgrana. Ante Polo tuvo el timing justo, y definió el partido forzando un penal de Gibernau.

La experiencia

El azulgrana ha apostado a sus jugadores más experientes en los últimos tiempos: Santiago y Andrés Vilaseca, Salveraglio, Albanell, Gortari. Le han respondido muy bien.

El scrum

El duelo ante Polo fue intenso, sobre todo entre Sagario -pilar cerrado de Polo- y Diego Pombo -pilar abierto de Old Boys-. El duelo promete repetirse con José Echeverría.

La defensa

Fue clave ante Polo: le permitió dominarlo, enlentecer pelotas y atacar. Volverá a ser vital.

Los Detalles

Old Christians
1) José Astigarraga, 2) Martín Espiga, 3) Juan Echeverría; 4) Andrés García, 5) Rodrigo García; 6) Javier Otegui, 7) Mathias Beer, 8) Phuil Johnson; 9) Manuel Martínez, 10) Manuel Blengio; 11) Federico Favaro, 12) Santiago Bomio, 13) Juan Larrosa, 14) Leandro Leivas, 15) Andrés De León DT Guzmán Barreiro

Old Boys
1) Diego Pombo, 2) Joaquín Rocco, 3) Joaquín González Lerena; 4) Francisco Vilaseca, 5) Eugenio Corallo, 6) Juan Gaminara, 7) Gabriel Puig, 8) Santiago Vilaseca, 9) Germán Albanell, 10) Juan Manuel Cat; 11) Santiago Gortari, 12) Andrés Vilaseca, 13) Manuel Bordaberry, 14) Andrés Rocco; 15) Ian Schmidt DT Pastore-Amaya

Cancha. Estadio Charrúa. Hora. 15:30. Juez. Joaquín Montes (asistentes Alejandro Longres y Gonzalo Ventoso. Precios. Tribuna Bolivia: Hombres $ 250 (Mujeres y menores $ 100), Tribuna Preferencial: Hombres $ 350 (Mujeres y menores $ 200)

La historia

2007:El día que Old Christians quebró la historia

foto christians 2007

En 2007 Carrasco Polo llevaba 17 títulos seguidos de campeón uruguayo. Christians había sido campeón del Apertura, y Old Boys le ganó la final del Clausura al caballito. Por ende, azulgranas y azules jugaban por la historia: ser el primer campeón de la era post Carrasco Polo que, ironía del destino, recibió aquella final como anfitrión involuntario. Llovió toda la semana, y aunque aquel sábado 6 de octubre salió el sol, la cancha fue un barrial, lo que derivó en un inevitable juego de forwards. Christians conducido por unos jóvenes Manuel Martínez, Juan Martín Llovet y Mathías Arocena en los backs, y unos veteranos Marcelo Gutiérrez y Guillermo Storace en los forwards, ganó 20-6 y se llevó el título.

2013: La gran revancha de Old Boys en el clásico

foto old boys 2013

E l azulgrana ya se había sacado la espina de ser campeón luego de 35 años, cuando en 2010 se quedó con el Super 4 ganándole el partido decisivo a Carrasco Polo. Pero aún quedaba la espina de ganarle una final a Old Christians. Fue en 2013 en el Charrúa, y con el gusto sin igual de hacerlo de atrás 20-12, luego de ir perdiendo hasta la mitad del segundo tiempo. Tras una temporada redonda, donde fue el mejor de la fase regular, los dirigidos por ese entonces César Cat vencieron en semifinales a Los Cuervos y luego se consagraron con una victoria clásica vibrante, y con un equipo muy joven, apenas con Santiago Vilaseca y Juan Gaminara como los más experientes, a los que en el segundo tiempo se les unió Juan Carlos Bado, en el último partido de su carrera. Christians le había puesto color con una grúa fuera del estadio, de la que colgó "el fantasma de 2007", aunque luego el que terminó festejando fue el azulgrana.

2015: La vuelta de Christians, tras ocho años

foto christians 2015

Fue un campeonato muy especial, en el que los jugadores de Los Teros no estuvieron en todo el año, y en las finales ni siquiera en Uruguay, ya que estaban en la gira premundial. Le tocó a los otros, los que se habían quedado sin selección, capear el temporal. Christians llegó a la final tras una dramática semifinal con Carrasco Polo, mientras que el azulgrana se metió tras golear a Trébol. En la final, el azul -dirigido por Guzmán Barreiro, campeón como jugador en 2007- mostró la jerarquía y experiencia de jugadores como Martín Espiga, Martínez o Arocena, para ganar con mucha claridad 30-9 a un azulgrana que se quedó sin armas para responderle. El Charrúa volvió a ser una fiesta, con un estadio prácticamente lleno.