El rugby ante una revolución

La URU trabaja en un plan sin precedentes para prepararse para el Mundial; implicará un año de profesionalismo

Al clasificar al Mundial, al rugby uruguayo se le apareció una montaña de obligaciones y la preocupación para elaborar un plan para enfrentar en las mejores condiciones posibles la instancia más exigente del rugby.

El plan, tras dos semanas, empieza a tomar forma, y terminará de confirmarse a mediados de diciembre. Y en muchos sentidos es revolucionario, porque implica una dedicación casi total de los jugadores, con seis eventos internacionales, la mayoría en el exterior.

El proyecto empezó a delinearse entre la Unión de Rugby del Uruguay –a través de su presidente Sebastián Piñeyrúa- y la IRB, la semana pasada en la Americas Rugby Championship. Ahora falta afinar detalles y, sobre todo conseguir los recursos para hacer frente al viaje más grande de la historia del rugby uruguayo con lo mínimo imprescindible para dejar una imagen digna.  Pero además, el objetivo es que la clasificación al Mundial sea solo un trampolín para que el rugby uruguayo se mantenga definitivamente en esa élite.

Agenda completa
La agenda empezará en febrero, con el proyecto de un torneo de nivel provincial en el Hemisferio Sur durante dos meses. Una posibilidad es la Vodacom Cup, el tercer torneo en importancia en Sudáfrica, tras el Super Rugby y la Currie Cup. Ese torneo lo disputó por tres años el segundo seleccionado de Argentina, Pampas XV. Otra posibilidad es jugar la Pacific Nations Cup ante equipos principales de Australia y los segundos equipos de Tonga y Samoa. Allí también participó Pampas XV en 2014.

Pero la historia sigue. En abril y mayo la idea es recibir en la región un torneo entre Uruguay y los seleccionados principales de Argentina, Estados Unidos y Canadá. La disponibilidad de jugadores con base en Europa sería limitada, pero lo hablado con la IRB es poder contar con el mayor número posible al ser año de Mundial. Paralelamente se jugará el Sudamericano con Uruguay A, segundo equipo celeste, ante Brasil, Chile y Paraguay.

En junio Los Teros disputarán nuevamente la Nations Cup de Rumania, ante el local y los equipos A de Italia e Irlanda. Y en agosto habrá otro mojón inédito: una preparación física en un centro de alto rendimiento extranjero. Una posibilidad es Pensacola, donde Los Pumas han hecho entrenado en los últimos siete años. Además, para agosto están planeados dos tests ante Namibia, la selección mundialista que está más cerca del nivel de Uruguay. El Mundial estará a la vuelta de la esquina, ya que Los Teros viajarán a Inglaterra el 6 de setiembre para debutar el 20 con Gales.

“Hablamos con la IRB sobre un plan global de high performance para participar en la copa del mundo, pero que continúe hasta 2019, para asegurarnos estar  en el próximo Mundial. Aprovechar la entrada al Tier 2 para consolidarnos allí”, dijo a El Observador el presidente de la URU, Sebastián Piñeyrúa, que adelantó que se está negociando para que la IRB duplique su apoyo a Uruguay para los próximos cuatro años, de 100 libras anuales a 200 mil (de US$ 160 mil a US$ 320 mil).  

Además de los fondos, para los próximos años se busca multiplicar la competencia: jugar en las ventanas internacionales ante el resto de países Tier 2 –hoy no sucede- y sumar competencia para Uruguay A, como ocurrió en la Americas Rugby Championship-

Pero además, la URU trabajará en los próximos meses para multiplicar sus ingresos privados y del Estado, ya que el aporte de la IRB apenas cubre la quinta parte de los gastos del mundial. “Hay una partida extrade 150 mil libras (US$ 240 mil), que se va en gastos de preparación. Es un 20%, el otro 80% lo tenemos que conseguir”.

Profesionalismo
Ver la cantidad de compromisos asusta. Y lleva a una decisión tan trascendente como delicada: la necesidad de que, durante 2015, los jugadores tengan una dedicación casi total al rugby, lo que los obligará al menos a tomar licencias extraordinarias en sus trabajos, y a la URU a asegurarles un sueldo, luego que este año comenzara a pagarles un viático del entorno de los 8 mil pesos.

“El presupuesto va a tener que subir porque los jugadores durante  un año van a tener que ser profesionales. La competencia es tan grande que todo el entorno va a tener un año exclusivo para la preparación para la copa del mundo”, expresó el presidente, que dio más detalles sobre ese plan para cubrir las necesidades de los jugadores. “Los entrenamientos van a ser doble horario, van a tener que viajar mucho. Además habrá un lucro cesante, que como son realidades muy puntuales puede pasar que algunos necesiten más que otros. Puede pasar que vaya un juvenil que tiene 20 años y lo que tiene que hacer es acomodarse con los estudios, u otro más veterano que tiene dos hijos y quizás tenga  que renunciar a un trabajo por un año. Sin duda se los va a apoyar”, agregó el presidente.

El 2015 de los teros
Febrero: competencia en Sudáfrica (Vodacom Cup) Australia (Pacific Cup)
Abril y mayo: Torneo Panamericano con Argentina, EEUU y Canadá
Junio: Nations Cup en Rumania
Julio: Pretemporada en Centro de Alto Rendimiento en el exterior
Agosto: test matches ante Namibia (sede a definir)
Setiembre y octubre: Mundial


Populares de la sección

Comentarios