El rugby mira a Uruguay

Montevideo recibe desde este sábado y hasta el domingo 18 una nueva edición de la Nations Cup, que refleja la apuesta que World Rugby ha hecho por el país
El proceso de enorme crecimiento que ha tenido el rugby uruguayo en los últimos tiempos tiene desde este sábado un justo premio: recibir la edición 2017 de la World Rugby Nations Cup. Se trata de un tradicional torneo que el organismo rector de la ovalada mundial destina al desarrollo de sus seleccionados del segundo escalón, o Tier 2 y a algunos de los segundos equipos de las potencias, o Tier 1.

Es un torneo pesado, importante dentro de la estructura de World Rugby. Y lo demuestra, además de un presupuesto de US$ 1,5 millones (de los cuales WR pone el 70%) el proceso de crecimiento de dos de las selecciones europeas que han recibido históricamente torneos como este. Rumania y Georgia fueron tradicionalmente los organizadores de esta clase de campeonatos en la ventana internacional de junio, pero su evolución les ha permitido subir un escalón, y pasar a enfrentar a las potencias en estos amistosos de mitad de año.

En esa estrategia de crecimiento se encuentra Uruguay: lejos en el mapa, a diferencia de los rumanos, y sin un mercado gigante que enamore a World Rugby (WR), como Brasil o Estados Unidos, lo de la Unión de Rugby del Uruguay (URU) ha sido un trabajo metódico y sin pausas para lograr ser competitivo y confiable, una dupla que está tan entrelazada como los resultados dentro y fuera de la cancha. Como aquel jugador esforzado que tiene que lograr sus objetivos, la URU lo logró y llamó la atención de WR.

El ejemplo de Uruguay


Dentro de la cancha, Uruguay ha hecho los deberes: se consolidó como el segundo país de Sudamérica detrás de Argentina, le ganó partidos a EEUU y Canadá, navegado en el entorno del puesto 20 del mundo por varios años y logró, luego de 12 años, volver a los Mundiales en Inglaterra 2015. Pero también fuera de la cancha se ha convertido en caso de éxito, con el Centro de Alto Rendimiento del Estadio Charrúa como emblema: WR destaca en el mundo como Uruguay, gracias a su pequeña extensión territorial, tiene a Los Teros entrenando juntos durante todo el año, como un club. Eso les permite disimular la falta de un seleccionado profesional, como tienen la mayoría de los rivales, bajo una premisa: entrenar con todas las comodidades de los profesionales, salvo la invaluable ventaja de dedicarse de lleno a eso.

Pero también ha llamado la atención por su trabajo fuera del ámbito competitivo, con los planes de inserción del deporte en cárceles, escuelas públicas, UTU o barrios de contexto crítico. Y esa coordinación con el Estado también es un ejemplo que WR muestra a otros países.

Todo ese círculo virtuoso ha llevado a que el organismo considere un socio a Uruguay, a tal punto que este año le otorgó la organización de tres torneos: la Nations que arranca hoy, el Junior World Rugby Trophy (Mundial Juvenil B) que se disputa en agosto, y la segunda edición de la América Pacific Challenge, que se disputará en octubre. Para WR también es llevar las competencias a un lugar donde ha invertido mucho dinero en los últimos años, con lo cual la apuesta tiene sentido.

La importancia competitiva


Desde lo competitivo, Uruguay tiene una chance inigualable de seguir sumando competencia, ahora sin el desgaste de atravesar el mundo. En su hogar del Charrúa, Los Teros tienen la mejor chance en la historia de llevarse el torneo. El título no cambia la historia a ninguna selección, pero sí simbólicamente es muy importante para los celestes, para corroborar esa subida de escalón, luego de ganar el Sudamericano y superar la primera instancia eliminatoria, tras dejar fuera de carrera a Paraguay, Brasil y Chile.

Además del título, lo más importante será ganar los dos test matches que tiene enfrente, ante Rusia y España, porque significan puntos vitales para el ranking internacional (ante Italia, su primer rival este sábado, no será test porque no es un seleccionado principal). Ese ranking será el que definirá el orden de localías en el playoffs de las eliminatorias ante el perdedor de Canadá-EEUU, en enero de 2018, y Los Teros apuntan todas su baterías a clasificar por esa vía directa y evitar el repechaje final.

Para el público también es una chance espectacular: para los fanáticos de rugby pero también para los que no son tan cercanos a la ovalada, tener la oportunidad de ver tres triples jornadas en el Estadio Charrúa, con varios seleccionados internacionales, no se da todos los días en ningún deporte. Para los que no vayan, tendrán la chance de verlo íntegramente por DirecTV, otro de los socios claves en el crecimiento uruguayo, que emitirá el torneo para 10 millones de personas en todo América.

La URU ha puesto a un enorme equipo de personas para organizar esa Nations, involucrando a varios clubes, que han oficiado de anfitriones de cada delegación, como para que el legado del torneo también sea absorbido por el rugby local, con lo que se cierra el círculo virtuoso: que las luminarias del rugby internacional se encuentren con la base, y ésta también crezca a partir de esta gran oportunidad que el rugby uruguayo se ganó en buena ley.

Las cifras


  • 3 partidos disputará cada equipo, que puntúan para una tabla general. Todos irán en vivo por DirecTV.
  • 21 el puesto de Uruguay en el ranking. España está 18, Namibia 19 y Rusia 20, por lo que los puntos son sensibles.

Los equipos


10de06 1col italia.jpg

Italia A
El segundo seleccionado azzurro, o Italia Emergenti, llega también con opciones de título y será el primer rival de Los Teros. Con un seleccionado principal que ha sufrido para ser competitivo con las potencias, este equipo A está compuesto por jugadores que buscan mostrarse y ganarse su lugar. El plantel está integrado por jugadores de la Liga Eccelenza, que también ha sufrido para ser competitiva en Europa. Tiene talento individual como para pelearle a cualquiera, pero también para perder. Los Teros no pondrán todo lo mejor, ya que guardan jugadores pensando en los dos test matches ante Rusia y España.

10de06 1col rusia.jpg

Rusia
El segundo rival celeste, el miércoles, es un conocido con mucha carga emotiva: fue a los rusos a quien le ganaron Los Teros en el repechaje final para lograr la clasificación al Mundial de Inglaterra 2015. Desde ese momento, los rusos han tenido una fuerte renovación, al punto que solo seis jugadores repiten. Los Osos están sufriendo para lograr el objetivo de volver al mundial, y de hecho hoy están detrás de España en la tabla, fuera del último lugar al repechaje. De todos modos, son un equipo profesional -sus dos principales equipos, de la ciudad de Krasnoyarsk, Siberia, juegan copas europeas- y son dueños de un rugby físico que siempre es difícil de enfrentar.

10de06 1col espana.jpg

España
Los Leones ibéricos son uno de los equipos que más han evolucionado en los últimos tiempos. Con Santiago Santos como DT han vuelto a citar jugadores franceses con antepasados españoles, y además han nacionalizado a algunos jugadores de Nueva Zelanda o Fiyi. Eso, sumado a algunas buenas generaciones de juveniles y buen talento venido desde el seven, lo convierten en un rival peligroso, que ya le ganó con claridad a Los Teros 33-15 en la última ventana de noviembre. Ahora, con la localía para los celestes, se espera un duelo duro y parejo, que cerrará el torneo y reparte puntos vitales para el ranking.

10de06 1col argentina.jpg

Argentina XV
El segundo seleccionado argentino, dirigido por Felipe Contepomi, llega con la espina de principio de año, cuando en la última pelota del partido perdió el título de la Americas Rugby Championship a manos de Estados Unidos. Con algunos jugadores de la franquicia de Jaguares que disputa el Super Rugby, como la pareja de medios de Felipe Ezcurra y Joaquín Díaz Bonilla, los albicelestes son los claros favoritos al título, como lo hicieron en la Américas Pacific Challenge en octubre pasado en el Charrúa. Buscarán imponer su juego dinámico y ofensivo, aunque cada equipo apostará por enlentecerle la posesión.

10de06 1col namibia.jpg

Namibia
Son una especie de satélite del rugby sudafricano, acorde a su muy reciente independencia (1990). Su seleccionado está integrado por varios jugadores que militan en equipos sudafricanos del Super Rugby (6), y además tiene algunos en Francia. Su capitán, el sudafricano nacionalizado Renaldo Bothma, se irá la próxima temporada al Harlequins inglés. Históricamente han sido un equipo potente, que revalida sin mayores aprietos la plaza africana en los mundiales, pero poco organizado. Ahora parecen empezar a dar vuelta la página, con un serio coach galés Phil Davies y con apoyo de World Rugby, que los invitó a este torneo.

El fixture


Sábado 10 de junio:
Namibia vs España (11:00 hs)
Argentina XV vs Rusia (13:15 hs)
Uruguay vs Emerging Italy (15:00 hs)

Miércoles 14 de junio:
Namibia vs Emerging Italy (11:00 hs)
Argentina XV vs España (13:15 hs)
Uruguay vs Rusia (15:00 hs)

Domingo 18 de junio:
Namibia vs Rusia (11:00 hs)
Uruguay vs España (13:15 hs)
Argentina XV vs Emerging Italy (15:00 hs)

Acerca del autor