El rompecabezas de Gutiérrez

Alonso, Ribair y Arismendi no hicieron fútbol, y aunque el entrenador no descartó a nadie para el domingo, es difícil que jueguen los dos primeros

Iván Alonso y Ribair Rodríguez no hicieron fútbol el jueves y están descartados para el partido del domingo contra El Tanque Sisley. Diego Arismendi no, pero tampoco participó del entrenamiento realizado a puertas cerradas en el Parque Central. Lo van a esperar hasta último momento.

Alonso tiene una molestia en la pantorrilla, Ribair tendinitis y Arismendi sobrecarga.

Se suman a los que ya se conocía de antemano que no llegaban al fin de semana: Santiago Romero (desgarro), Álvaro Recoba (tendinitis) y Carlos Valdés. Éste último por una decisión de Álvaro Gutiérrez, que aún no lo ve de buena forma física.

De acuerdo a este panorama, el equipo que ensayó alineó a Gustavo Munúa; Sebastián Gorga, Guillermo De Los Santos, Diego Polenta, Juan Manuel Díaz; Gonzalo Porras, Gabriel García (juvenil); Leandro Barcia, Gastón Pereiro, Carlos De Pena y Sebastián Fernández.

Gorga ocupó el lateral derecho por Ribair, García lo hizo por Arismendi y Fernández atendió el puesto de Alonso, aunque el que se metió en la oncena por el goleador fue Barcia.

Gutiérrez no descartó a ninguno de los sentidos (“vamos a esperar estas horas para ver las evoluciones”, dijo), pero reconoció que de los tres titulares el que tiene más posibilidades de jugar es Arismendi, mientras que Alonso y Rodríguez están un paso atrás.

El entrenador indicó que si bien Gorga marcó el lateral derecho en el ensayo, “también De Los Santos puede actuar ahí” y recordó que hasta Cristian Tabó cuenta con chance de jugar.

Las dudas en la conformación del equipo, producto de las lesiones, es otro problema que se le agrega al entrenador, que debe conseguir la primera victoria en el Clausura tras dos partidos jugados: en el primero igualó con Defensor Sporting y en el segundo perdió frente a Sud América.

“Tenemos que acomodarnos y volver a la regularidad de los resultados”, dijo Gutiérrez. Es que además de los tropezones en el arranque del torneo local, Nacional sufrió la eliminación de la Copa Libertadores.

La incertidumbre hizo que el entrenador cambiara imprevistamente la planificación semanal de trabajo. El programa enviado a principio de semana a los medios de comunicación indicaba que ayer el plantel iba a hacer fútbol en Los Céspedes, pero el miércoles lo varió sin siquiera comunicarlo a la secretaría de prensa. Los futbolistas se encontraron en el Parque Central y el movimiento transcurrió a puertas cerradas.

Nacional enfrenta a El Tanque Sisley el domingo a la hora 20:30 en el Estadio Centenario, con el arbitraje de Fernando Falce.


Populares de la sección

Comentarios