El rey del Sur

Edinson Cavani se transformó en el uruguayo que anotó más goles en el calcio italiano pero al margen del dato estadístico en Napoli esta es la mejor excusa que encuentra nuevamente el sur para ponerse a la altura del glamour de la Italia rica

Napoli tiene una extraña particularidad. Un día Cavani fue a una tienda de ropa para bebes y cuando traspasó la puerta se encontró con cientos de napolitanos que lo esperaban para aplaudirlo. No lo podía creer pero fue uno de los tantos hechos que vive diariamente en una ciudad donde se lo adora al extremo.

El fanatismo del napolitano no tiene termino medio. Perder es sinónimo de tragedia. Ganar es el olimpo. El jugador que rinde es idolatrado a límites insospechados. Y Cavani, desde hace un tiempo, vive en el olimpo de la parte postergada del país. 

Es que, al margen del duelo futbolístico, la ciudad vive el fútbol con una pasión que va más allá de todo. Cada vez que Napoli sale a la cancha lo hace con la consigna de representar a una parte de la península itálica: la postergada.

El napolitano es destratado en Italia. La lucha norte - sur forma parte de la sociedad y en el fútbol esa rivalidad es tremenda. Entonces, cuando aparece un jugador capaz de poner de rodillas a los ricos del norte, la ciudad lo pone a la altura de un Dios.

El argentino Diego Armando Maradona era San Genaro. Cavani es “santo subito”, como corean los hinchas napolitanos retomando el eslogan dedicado al fallecido Papa Juan Pablo II.

Diego fue el primero en devolverle el orgullo a los napolitanos. Llegó  para ganar el esperado Scudetto (liga de Italia) en tiempo donde los equipos invertían grandes sumas de dinero para reforzar sus equipos.

Maradona fue el abanderado. El hombre capaz de pelear solo contra todo. Al día de hoy las calles de Napoli tienen marcada a fuego la figura del 10 argentino.

Edi, el nuevo ídolo
La adoración por el salteño Edinson Cavani se comenzó a forjar a fuerza de goles. Y el fin de semana el salteño rompió la historia. Bajó a Ruben Sosa del primer lugar de los futbolistas uruguayos que anotaron más tantos en el Calcio italiano.

El nueve sumó ante Parma su conquista número 85. Y al margen de ser el uruguayo con más gritos, se transformó en el nuevo ídolo de los napolitanos.

Es que ya no está la magia de Pocho Lavezzi, tampoco la entrega de Walter Gargano. Hoy es el poder goleador de Cavani contra todo. Es la bandera del sur.

Hay que remontarse a los tiempos del argentino Diego Armando Maradona para encontrar lo que evidencia la pasión que desata hoy el delantero salteño.

La locura por Cavani queda claramente patentizada en las 13 canciones que le hicieron diferentes artistas desde que desembarcó en en suelo italiano.

Por supuesto que la figura de Cavani es seductora para las grandes marcas.

El Matador, como se lo conoce en la ciudad, filmó varias avisos comerciales al margen de tener una marca de galletitas, llaveros, estampitas, pequeñas estatuas, y un pizzero que le dedicó una pizza que se puede comer en el centro de Napoli.

En el mundo de la globalización tampoco quedan de lado las redes sociales. En ese sentido Cavani también genera movimiento.

Hay centenares de páginas de facebook dedicadas al salteño. Miles de personas siguen diariamente todos sus movimientos y comentan la actividad del Matador.

Si usted pone el nombre de Cavani en google, se sorprenderá al ver que obtendrá 13.600.000 de resultados por los cuales optar.

Los seguidores del equipo determinaron que Cavani tenga una estatua al lado de la de San Genaro, el patrono de la ciudad.

Por estas horas para el uruguayo debe ser complejo salir a la calle. El argentino Lavezzi contaba tiempo atrás que se tenía que camuflar para ir al centro de la ciudad porque de lo contrario no podía caminar.

¿Se imaginan a Cavani estacionando el auto e ingresando en un restaurante céntrico para cenar con su familia? Sería capaz de generar un caos similar al que vivió Diego Forlán una vez que salió con David Beckham en Inglaterra.

Cavani está más allá de lo futbolístico. Es la esperanza de su pueblo.  Es la mejor excusa que encuentra nuevamente el sur para ponerse a la altura del glamour de la Italia rica.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios