El revulsivo de Lasarte

El técnico busca cambiar la imagen del equipo y ayer entrenó con Otálvaro, Polenta, Ligüera y Silveira
Martín Lasarte busca un revulsivo para que el equipo levante la cabeza y empiece a conseguir buenos resultados, más allá de jugar bien o más o menos. En la práctica de ayer, a puertas cerradas en el Parque Central, ensayó con cuatro cambios en el once inicial.

Diego Polenta, Sergio Otálvaro, Martín Ligüera y Hugo Silveira ingresaron por Alfonso Espino, Sebastián Rodríguez, Gonzalo Porras y Kevin Ramírez, quienes actuaron desde el principio frente a Liverpool.

De manera que formó con Esteban Conde, Otálvaro, Mauricio Victorino, Polenta, Jorge Fucile, Santiago Romero, Diego Arismendi, Brian Lozano, Ligüera, Sebastián Fernández y Silveira.

De acuerdo a esta alineación, Fucile entrenó de lateral izquierdo para darle ingreso al colombiano Otálvaro, quien aún no debutó. Espino entrenó diferenciado por una dolencia y hoy será evaluado para ver cómo está. Polenta regresa después de cumplir dos partidos de suspensión.

En el mediocampo salió Porras, quien no viene jugando bien. En la época de Gustavo Munúa casi todas las pelotas pasaban por él, además de encargarse de los tiros libres; era un futbolista clave en el andamiaje ofensivo del equipo. Ahora los rivales salen a marcarlo y Nacional perdió esa sorpresa.

Lasarte también probó con Ligüera desde el arranque. Hasta ahora el exFénix ingresó siempre con los partidos empezados y no siempre puede hacer valer su calidad futbolística.

Para jugar en el área volvió Silveira, quien fue titular contra Danubio y después salió de la oncena. En ese puesto el técnico probó con Fernández y con Ramírez.

En el segundo tiempo de la práctica ingresaron el juvenil Mathías Olivera por Fucile en el lateral izquierdo y Tabaré Viudez por Fernández. Viudez no jugó el partido anterior por una contractura.

La idea primaria de Lasarte era mantener en grandes rasgos lo que hizo Munúa en la temporada anterior. Pero poco a poco fue cambiando en busca del equipo que le brinde mayor solidez y que pueda ganar. Contra Liverpool en Belvedere jugó con tres volantes de marca (Romero, Porras y Rodríguez), pero tampoco le dio resultado.

Ya sea por suspensión, bajo rendimiento o lesiones, hasta ahora el técnico no pudo repetir el equipo. Ahora, con variantes de nombres y de puestos, busca levantar el nivel.

Al Centenario por 7.500 entradas


El partido entre Fénix y Nacional, correspondiente a la cuarta fecha del Uruguayo Especial, se jugará el sábado a la hora 19 en el estadio Centenario. Así quedó acordado ayer luego de una negociación que llevaron adelante los dirigentes de ambos clubes, Álvaro Chijane (Fénix) y Pablo Durán (Nacional).

Los tricolores le aseguran a los albivioletas (que son locales) una cantidad de dinero equivalente a la venta de 7.500 entradas.

"Nosotros llegamos a lo que queríamos y Nacional hizo su negocio", dijo Chijane, presidente de Fénix, en Sport 890.

El "negocio" de Nacional es no jugar en el estadio Luis Franzini, que era el escenario que Fénix fijó al principio, pero siempre tuvo la idea de llegar a un acuerdo con los albos para recibir dinero y cambiar de cancha.

Las entradas para ese partido se ponen a la venta este jueves en los locales de RedPagos.

Los precios son accesibles: tribuna Colombes (Nacional), generales $ 200 y socios $ 100; tribuna Olímpica (Nacional), $ 300 y $ 150; tribuna América (puerta 24, Nacional), $ 400 y $ 300, y tribuna América (puerta 4, Fénix) $ 250 y socios gratis. Los menores de hasta 12 años ingresarán gratis.

Populares de la sección

Acerca del autor