El rendimiento y la actitud sacaron del equipo a Cavani

Fue el fichaje más caro de la historia del fútbol francés, pero perdió su condición de titular indiscutible
Edinson Cavani, el fichaje más caro de la historia del fútbol francés, perdió su condición de titular indiscutible en París Saint-Germain, por su bajo rendimiento deportivo pero sobre todo por su actitud, que lo alejó del entrenador, Laurent Blanc.

En los últimos ocho partidos, el exjugador de Napoli solo formó parte del once de partida en dos, mientras que en cuatro entró en el transcurso del juego.

Una situación que parece aprovechar el brasileño Lucas Moura, que paso a paso se hace con el puesto en el tridente ofensivo junto al sueco Zlatan Ibrahimovic y al argentino Ángel di María, ambos inamovibles para Blanc.

La suerte de Cavani pareció torcerse a finales del año pasado. Hasta entonces, el uruguayo era titular sin debate y estaba llamado a sustituir en el centro del ataque a un Ibrahimovic, de 34 años y cuyo contrato expira a finales de temporada.

Para ello habían desembolsado los propietarios cataríes del PSG € 63 millones en 2013 por uno de los más prometedores atacantes del continente.

A sus 26 años, el jugador parecía el hombre perfecto para garantizar el relevo de Ibra, la piedra angular en la que se fundamenta el proyecto catarí del PSG.

Pero su posicionamiento en la banda izquierda, lejos del centro del ataque, su terreno preferido, han tenido como consecuencia que su rendimiento deportivo haya sido menos brillante que lo que el coste de la operación hacía augurar.

A ello se suman algunos problemas de carácter. Luchador hasta la muerte, el "matador" no ha logrado integrarse en la banda de jugadores, cada vez más cohesionada, que forma el PSG.

Apenas tiene amigos entre el plantel y, a la mínima que puede, pone rumbo a Uruguay, donde viven sus hijos con su exmujer.

Esa impaciencia provocó roces con el entrenador. El más sonoro cuando a finales del año pasado puso como pretexto una lesión en el tobillo -algunos medios afirman que la simuló- para no participar en Caen en el último encuentro del año del equipo y avanzar el inicio de sus vacaciones.

La maniobra causó malestar en el plantel, que se lo hizo saber al entrenador durante la concentración del equipo en Catar.

A partir de entonces, Blanc, que siempre le había defendido, apoyado y alineado como titular incluso en los momentos en los que su forma física no era la mejor, varió su actitud.

De regreso a París, el técnico reconoció que había "un problema" con Cavani y aseguró que el once que jugó en Caen era su equipo predilecto.

El pasado sábado, cuando le preguntaron a Blanc si la ausencia de Cavani en el equipo titular contra el Angers era un premio para Lucas o un castigo para el uruguayo, el entrenador respondió: "Ambos".

Porque el atacante brasileño de 23 años cuenta con aprovechar estas oportunidades para hacerse con un puesto titular.

Considerado el "nuevo Messi" cuando llegó al PSG en 2012, el jugador se ha visto muy mermado por las lesiones y por una adaptación a Francia más difícil de lo esperado.

Pero en lo que va de año marcó dos veces y dio dos asistencias, hasta el punto de asegurar el pasado sábado: "Mi objetivo es ganar el puesto de titular".

Ambos tienen por delante la mitad decisiva de una temporada en la que PSG tiene puestas unas altas expectativas. Sobre todo en Europa, donde dentro de tres semanas reciben al Chelsea en el primer duelo por un puesto en cuartos de final de la Liga de Campeones.

Ese partido aclarará si Blanc levanta a Cavani el castigo y vuelve a confiar en él o si definitivamente le abre la puerta de salida hacia nuevos horizontes.


Fuente: efe

Populares de la sección