El recambio celeste, ¿mito o realidad?

En momentos en que el recambio de jugadores para la selección está en el ojo de la tormenta, un informe revela que Uruguay transita por el mismo camino de todos; está segundo en ascender jugadores de las juveniles y es el plantel más corto

Durante mucho tiempo acá se padeció la política del repatriado. Eran tiempos donde de cada pueblo llegaba un paisano para insertarse en la selección uruguaya. Se convivía como se podía. Vanidades, celos, internas, las charlas por lo bajo, esas que apuntan a “no me pone” o “me hace entrar cuando faltan tres minutos”. No es fácil. Y la palabra repatriado siempre por delante como estableciendo una distancia.

¿Qué es lo primero a lo que aspira un seleccionador nacional? A armar un grupo. Y después de muchos años Uruguay tiene lo que todos envidian. La palabra repatriado se cambió por la de jugador que milita en el exterior. Sigue viniendo de cada pueblo un paisano, pero con una gran diferencia: vienen a integrar un grupo que tiene bases sólidas. Entonces no prevalecen los celos, las vanidades ni los viejos vicios que abundan en un mercado tan competitivo como el fútbol.

El Maestro Oscar Tabárez debe ser la envidia de sus colegas. Si mira para el costado se encontrará con que hasta hace pocos los jugadores argentinos “venían a robar la plata”; los peruanos son indisciplinados y algunos fueron separados del plantel; los chilenos viven de lío en lío y los paraguayos ya apelaron a 46 jugadores y todavía no le encuentran la vuelta.

Claro que esta historia no tiene paz. Y en menos de una semana Uruguay puede estar sentado en la punta del volcán.

Es que por estas horas se pone en tela de juicio la forma en que Tabárez da forma a su plantel. Desde algunos sectores se dice que convoca siempre a los mismos, que no hay recambio generacional y que esto le costará caro en un futuro cercano. Se argumenta que se casó con un grupo, que no hay sorpresas en la lista. ¿Se imaginan lo que puede llegar a suceder si pierde? Un estallido social.

Es sencillo hablar sin tener en cuenta algunos aspectos que hacen a esta historia. El primer tema es la cantidad de habitantes. No es lo mismo el número de jugadores de calidad por los que puede optar Alejandro Sabella en Argentina que Tabárez en Uruguay.

Tampoco se toma en cuenta el nivel de la liga local. Es común que dos por tres se pida por un jugador veterano que se destaca en el Uruguayo sin tener en cuenta que la Eliminatoria es otra historia. Pero pongamos un ejemplo: ¿qué lateral izquierdo de todos los que juegan en la liga uruguaya puede ser citado para la selección? Otro puesto: el de zaguero. ¿Verdad que es un problema?

El Observador realizó un estudio país por país sobre el recambio generacional y la edad de los jugadores que fueron tomados en cuenta por los seleccionadores.

Los parámetros que se tuvieron en cuenta para el informe son los jugadores reclutados de las selecciones juveniles que formaron parte de los torneos de la Conmebol desde 2007 a la fecha. Es que a partir de ahí Tabárez comenzó a incorporar juveniles: a modo de ejemplo, de la sub 17 de ese año salieron Cáceres, Cavani y Suárez, entre otros. Y el otro aspecto que se tomó en cuenta fueron los futbolistas que estuvieron a la orden en cada partido (datos oficiales de FIFA), porque una cosa es reservar y otra muy distinta confirmar al jugador.

Ascenso de juveniles
El estudio revela que la selección venezolana, acaso una de las de mayor progreso en los últimos años, es la que se nutrió de más jugadores de las selecciones juveniles desde 2007 a la fecha. El técnico de la Vinotinto tomó 13 jugadores para el combinado mayor, de los cuales once disputaron los torneos de 2007.

Uruguay está en el pelotón de los de arriba en la lista con nueve jugadores, de los cuales cinco salieron de los torneos juveniles que se disputaron en 2007 y los cuatro  restantes en 2009.

Planteles de Eliminatorias
A la hora de mirar los planteles que están disputando las actuales eliminatorias para el Mundial de Brasil 2014, se concluye que la selección uruguaya es la que menos futbolistas utilizó en todo el torneo. Es que a la orden de Tabárez estuvieron 29 profesionales.

Un dato que revela el análisis es que las cinco selecciones que están en zona de clasificación son las que menos jugadores convocaron. En consecuencia, muchas veces el recambio puede estar favorecido por una mala gestión deportiva y se apela a muchas citaciones. Por ejemplo, por la selección de Perú ya desfilaron 48 jugadores. Poco menos del doble que en Uruguay.

Si además se comprueba el promedio de edad, se verá cuenta que no hay diferencias y que todos están en el entorno de los 27 años. Los planteles más jóvenes son los de Venezuela (26,3 años de promedio de edad) y Chile (26,5).

A tener en cuenta
A la hora de manejar las teorías de recambio de jugadores se deben tener en cuenta varios aspectos. Uno de ellos es la calidad de los jugadores. Uruguay tiene tres delanteros de nivel y juegan juntos en la oncena. Entonces para los que vienen atrás es muy difícil sumar minutos. ¿A quién se saca para que entre Abel Hernández? ¿A Suárez, Cavani o Forlán?

Se dice que Tabárez convoca a Sebastián Abreu cuando podría citar a otro delantero de área como Santiago Silva, por quien se insistió en su momento, o al propio Juan Manuel Olivera. Todo es respetable.

También se maneja que el DT debería empezar a llevar a un jugador nuevo por convocatoria para ir introduciéndolo en el grupo. Pero cuando se tiene un grupo armado hay cosas que se deben medir. ¿Y si mete una manzana podrida adentro del cajón?

Otro aspecto es la chatura del mercado local. Aquí no hay de donde tomar muchos jugadores. Es una realidad. Ahora se menciona a Gonzalo Bueno. Una cosa es la liga uruguaya, con jóvenes que recién aparecen, veteranos que regresan y extranjeros de segundo orden, y otra muy diferente la guerra de las Eliminatorias.

Es cierto que Tabárez convoca a los mismos jugadores. También es verdad que Uruguay es el que menos profesionales tuvo en cuenta en lo que va de las eliminatorias. Pero, como en todo, en el fútbol también hay dos bibliotecas. Hay una que dice que los seleccionadores mueren por tener lo que tiene Tabárez: un plantel. En el resto, Uruguay recorre el mismo camino que el resto, con una diferencia y es que apeló al recambió mucho antes que otros.

Ahora la historia pasará por tomar jugadores de los torneos que se jugaron en 2011 y en las generaciones que ya trabajan en el Complejo. El recambio celeste es entonces ¿mito o realidad? 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios