El quiebre de la era Tabárez

El último partido ante Ecuador fue el punto de inflexión para la celeste, que a partir de allí, ganó en varios aspectos que fortalecieron aún más al equipo

La penúltima jornada de las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010, mostraba un panorama negro para la celeste que llegaba a Quito sabiendo que si perdía quedaba afuera de la máxima competición futbolística.

El partido estuvo caldeado en la previa por duros cruces de declaraciones entre jugadores de ambos lados. El partido se vivió, en la previa y durante el mismo, como una final.

Uruguay se plantó y mostró un nivel formidable teniendo en cuenta el panorama: visitante, altura de Quito, presión por la posición en tabla y al borde de la eliminación. Sin embargo, cuanto todo se encaminaba a un empate, Ecuador consiguió un tanto de otro partido, sin merecerlo en absoluto.

Uruguay estaba afuera, el golpe parecía letal. Pero… nuevamente afloró la “Garra Charrúa”. La celeste salió enfurecida en busca del empate y lo consiguió enseguida, y en los descuentos marcó otro gol para quedarse con la victoria por 2-1.

Los tres puntos dieron aire a los de Tabárez que llegaron a la última fecha sabiendo que aún perdiendo podían pelear por el repechaje. Hecho que sucedió. Además, el triunfo ante los ecuatorianos aunó más al grupo y la conexión entre estos y los hinchas de la selección. A partir de allí, la celeste fue otra…

Ecuador 1- Uruguay 2

Populares de la sección

Comentarios