El Profe se mostró autocrítico y disconforme

El técnico de Peñarol, Pablo Bengoechea, dijo que se había imaginado “otra actuación, tenemos que rendir más ofensivamente”

Fue como a él le gustaba, de tiro libre y en el mismo arco que le rompió a Taffarel en la final de la Copa América de 1995. También en ese mismo arco en el que le impidió en un clásico a Gustavo Munúa, de penal, superar –a falta de pocos minutos– el récord de imbatibilidad a Ladislao Mazurkiewicz en 2003.

Pablo Bengoechea ni se inmutó en el golazo de Hernán Novick  que evitó una derrota clásica. No festejó. Quizás porque cuando era jugador, y estaba acostumbrado a ganar, por eso terminó caliente. Fue el primero en llegar al vestuario y lo hizo con una sonrisa pícara, pero después, a la hora de hablar con los medios, mostró una gran autocrítica.

Allí la sonrisa había cambiado por un rostro un tanto desencajado y ante la consulta de El Observador en la conferencia de si no gritó el gol porque la procesión iba por dentro, contestó sin ambages: “Fue un golazo, pero me había imaginado otra actuación. ¿Si estoy disconforme? Sí, claro, pero el primer culpable soy yo. Me imaginé una actuación del equipo que no tuvimos. Me imaginé mal”.

Y agregó: “Tenemos que rendir más. No me puedo conformar con lo de hoy. Tenemos que crear más chances de gol. Me queda un gusto agridulce”.

A su vez, indicó que “no sé si nos dedicamos tanto al tema de la violencia –que por suerte salió todo bien– nos abrazamos todos, pero bueno, nos faltó un poquito más en el clásico. Me voy con sabor a poco”.

Con respecto a las protestas de algunos futbolistas de Nacional acerca de que no hubo falta en el tanto de Novick, el DT carbonero explicó que “por lo que dicen fue falta. No la vi bien, sí escuché muchos comentarios en el vestuario. Ojalá que el ábritro no se haya equivocado. A mí no me gusta que se equivoque, ni en contra, ni a favor. Si se equivocó, está mal”.

Con relación a la última variante de Gonzalo Viera por Urretaviscaya, sostuvo que “nos quedaba solo un cambio e íbamos perdiendo 1-0 y dejamos un equipo muy ofensivo en campo. Entonces, tras el empate creí conveniente armar un doble 5 con Aguiar y Viera, que Hernán jugara suelto porque lo vi entrar muy bien”.

Bengoechea dijo además que “Urreta por derecha no pudo desequilibrar ni cuando recibió al pie, ni fue bien aprovechado por sus compañeros. En eso estamos en deuda. Defendimos muy bien, Nacional no nos creó situaciones claras para lo que es un clásico, y Peñarol tiene equipo para rendir mucho más ofensivamente. Esa es la preocupación de hoy. Hicimos la mitad de la película bien”.

“Ofensivamente tuvimos muy pocas situaciones de gol, los jugadores no cumplieron. Pero estamos a tiempo. Ojalá tengan más clásicos por delante en este Uruguayo. Esa sería una muy buena señal”, sentenció.


Populares de la sección

Comentarios