El problema no son solo las populares: los últimos líos en tribunas laterales

La intolerancia existe en el fútbol uruguayo a todo nivel. Y entran hasta los dirigentes
Imagine la situación. Partido igualado. Últimos minutos. El árbitro se equivoca y cobra un penal. ¿Están preparados los hinchas uruguayos para quedarse sentados y tolerar la derrota? ¿Y para presenciar sin reaccionar el festejo de gol de un rival? ¿Los uruguayos serán capaces de no irritarse en un partido de clima caliente? Así, sin una campaña que permita educar para tomar conciencia del respeto por su cancha. De la noche a la mañana.

Por estas horas Peñarol libra su pelea. Su aspiración de jugar sin tejidos en las tribunas Henderson y Damiani tiene reparos.

La iniciativa de empezar a educar desde el ejemplo es aplaudible. Pero en medio de la batalla política que libraron los aurinegros, tratando de conseguir votos de sus pares para habilitar el estadio, pocos reparan en los detalles. Y mucho menos se plantea el problema de fondo.

No se trata de poner trabas, sino de plantear una duda que invade. Porque con la medida parece que todos los males provienen de las tribunas populares. Pero los hechos demuestran que los habitantes de tribunas preferenciales y hasta los butaquistas fueron capaces de generar incidentes.

Sin ir más lejos, en un partido de Copa Sudamericana, en el Parque Central se agredió al línea desde la tribuna desde la tribuna principal.

La intolerancia existe en el fútbol uruguayo a todo nivel. Y entran hasta los dirigentes.

Pero con los habitantes de las tribunas el tema es distinto. ¿Cuáles son los límites de los hinchas? ¿Pagan y se creen con derecho de insultar, salivar, provocar, y agredir?

Los antecedentes están a la vista: línea agredido desde el sector principal del Parque Central, incidentes en el Palco de Jardines, peleas en el sector preferencial del Franzini.

La campaña para educar es destacable. El tema es saber si en Uruguay la gente está preparada para, de la noche a la mañana, tolerar el gol del rival, el festejo y la respuesta de un jugador ante una provocación, los errores arbitrales y el clima caliente de un partido.

Problemas generados en las tribunas preferenciales
Apertura 2012/2013
Segunda fecha
Danubio - Progreso
Incidentes en el palco de Jardines entre los propios dirigentes de Danubio por la contratación de Juan Ramón Carrasco como entrenador del club. Antes del partido, en los pasillos de las cabinas de prensa se produjo un incidente a golpes de puño entre dirigentes y allegados.
Clausura 2014/2015
Decimotercera fecha
Cerro - Nacional
En la platea de Cerro hubo empujones entre hinchas albicelestes y efectivos de la Guardia Republicana. El encuentro se detuvo cinco minutos en el segundo tiempo debido a un incidente que ocurrió en la platea local, más precisamente en la explanada ubicada entre las gradas y el tejido.

Clausura 2012/2013
Quinta fecha
Nacional - Cerro
La barra de Nacional desembarcó en la zona de vestuarios del Parque Central para increpar a los jugadores por los malos resultados. Se generó una trifulca y un integrante de la guardia privada del club fue agredido y debió ser asistido. Se generaron corridas, empujones y piñazos.
Enero de 2016
Clásico de verano
Nacional - Peñarol
Se generaron problemas en la tribuna Olímpica con los hinchas. La gente se aglomeró en las puertas de ingreso y un portero fue agredido debido a que los hinchas perdieron la paciencia por la demora para ingresar al Estadio. No fue el único drama, ya que en la Ámsterdam hubo avalancha.

Apertura 2013/2014
Primera fecha
Peñarol - River
En pleno partido un hincha de Peñarol ingresó a la cancha y se abrazó a Estoyanoff ante la pasividad de la policía. El jugador acompañó al hincha y la policía se lo llevó por el túnel. A lo largo de todo el partido la barra de aliento entonó cantos contra la policía por no dejarla entrar con banderas.
Apertura 15/16
Séptima fecha
River Plate - Peñarol
Se jugaba el primer tiempo del partido cuando el juego fue detenido por el juez debido a que agredieron a uno de sus colaboradores. El línea que estaba de espaldas a la tribuna Olímpica recibió el impacto de un proyectil en la espalda. Los jueces se podrían haber retirado pero siguieron el juego.

Clausura 2014/2015
Novena fecha
Danubio - Cerro
Un hincha se arrimó al tejido de la tribuna preferencial que da pegado al banco danubiano. Insultó al técnico Leonardo Ramos. El DT se fue al camarín y a los pocos minutos salió disparado a la platea a buscar al hincha. Se generó un tumulto y la pelea.
Clausura 15/16
Sexta
Defensor Sp. - Liverpool
Pelea entre dos jugadores de Defensor al finalizar el partido. Culminado el juego Romario Acuña hizo un gesto a la platea de Defensor donde se encontraba un familiar de Maximiliano Gómez. Ambos jugadores discutieron y cuando subían la escalera rumbo al vestuario Gómez le pegó una trompada de atrás a Romario.

Medidas que se tomaron
1) Pulmones
En hecho que causó revuelo y que llamó a la reflexión fue el pulmón que se instaló en la tribuna Olímpica en los clásicos. ¿Motivos? Se la conocía como la tribuna de la familia. Allí convivían y compartían el cemento hinchas de Nacional y Peñarol. Pero todo se terminó luego de un partido donde los hinchas aurinegros arremetieron contra sus pares tricolores. Para el próximo clásico Nacional destinó la Olímpica solo para sus hinchas. Ya nada fue igual.

2) Muros y tejidos
Hace un tiempo, para habilitar las canchas chicas para que llevaran a los clubes grandes, la Policía había solicitado que, además del tejido perimetral, en los taludes se debía levantar un muro de determinada altura. El presidente de Liverpool, José Luis Palma, se molestó: "Filosóficamente es inaceptable".

3) sin visitantes
En 2009 Danubio se planteó jugar sin hinchas visitantes. La postura siempre estuvo en el tapete. El tema es que los actuales miembros del Ejecutivo de la AUF se niegan a llegar al extremo de jugar solo con hinchas locales.

"No nos dejaron"
El presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani ,explicó los motivos por los cuales pretende jugar sin tejidos en las tribunas preferenciales del estadio Campeón del Siglo. "Queríamos que el estadio no tuviera ni foso ni cerco entre las tribunas y la cancha, pero no nos dejaron. Es una determinación de las autoridades de la Policía. Frente a la Henderson y la Damiani habrá guardias parados de frente a las tribunas y de espaldas a la cancha. Con eso basta. Sin alambrados. En el estadio de Corinthians también es así".

Populares de la sección

Acerca del autor