El príncipe Ali oficializó su candidatura

El dirigente jordano formalizó su candidatura a las elecciones en FIFA, previstas para el 26 de febrero

El príncipe jordano Ali Bin Al Hussein ha formalizado su candidatura a las elecciones a la presidencia de la FIFA, previstas para el 26 de febrero de 2016, y ha asegurado que "la crisis" que sufre la organización "es una crisis de liderazgo".

En una carta remitida al actual presidente de la organización, el camerunés Issa Hayatou ante la suspensión durante 90 días del suizo Joseph Blatter, el príncipe Ali confirma la presentación de su candidatura, después de haber sido el único rival de Joseph Blatter en los últimos comicios celebrados en mayo pasado.

"No podemos cambiar el pasado pero la FIFA puede tener un futuro mejor. La crisis en la FIFA es una crisis de liderazgo. Yo creo en esta organización. Juntos la haremos grande de nuevo", señala en la carta remitida a Hayatou, previa a la tramitación de su candidatura.

En la misiva, enviada también al suizo Markus Kattner, que actúa como secretario general de la FIFA ante la inhabilitación también de Jerome Valcke, el príncipe indica que "la oscura nube que cubre el liderazgo de la FIFA no puede ensombrecer a sus asociaciones miembro, ni a los miles de voluntarios que trabajan por el fútbol y a los aficionados de todo el mundo".

"Soy uno de vosotros, presidente de una asociación, y sé lo duro que trabajáis para definir el fútbol. Estoy seguro de que la FIFA puede y volverá a ser de nuevo una organización que recupere el respeto que se merece y la credibilidad para cumplir nuestras obligaciones de acuerdo a nuestros estatutos para promover la integridad, la ética y el juego limpio", afirma

Tras admitir que "son momentos de oscuridad para todos", el aspirante a presidente sostiene que "restablecer la credibilidad de la FIFA no será fácil", aunque "juntos se puede hacer". "Por el bien del juego y de todos los que lo aman, pido humildemente el honor de su apoyo", concluye.

Presidente de la Federación Jordana desde 1999 y fundador en el año 2000 de la Federación de Fútbol de Asia Occidental, el príncipe Ali fue el único rival de Blatter en las últimas elecciones celebradas el pasado 29 de mayo en Zúrich.

En las mismas, Ali Bin Al Hussein retiró su candidatura tras una primera votación en la que Blatter no obtuvo la mayoría necesaria (133 votos frente a 73) para conservar la presidencia, por lo que el dirigente suizo fue reelegido aunque días después puso su cargo a disposición tras la detención de varios directivos de la FIFA.

Hijo del rey Hussein y hermano del rey Abdala, con 39 años ha sido el integrante más joven del Comité Ejecutivo de la FIFA del que ahora no forma parte. En 2012, en nombre de la Confederación Asiática, encabezó una iniciativa para que la International Board autorizara el uso del velo (hiyab) seguro como sucedió después y puso en marcha el Proyecto de Desarrollo de Fútbol de Asia.

La presentación de la candidatura del príncipe Ali coincide con la reunión que celebra hoy en Nyon (Suiza) el Comité Ejecutivo de la UEFA, una semana después de que el Comité de Ética de la FIFA suspendiera provisionalmente durante 90 días a su presidente, Joseph Blatter, al vicepresidente y máximo mandatario de la UEFA, Michel Platini, y al secretario general Jerome Valcke.

El Comité de Ética de la FIFA también suspendió hace una semana y durante seis meses al surcoreano Chung Mong-joon, exvicepresidente de la FIFA y aspirante como Platini a relevar a Blatter en las elecciones del próximo febrero.

Las sanciones impuestas a Blatter y Platini el pasado día 8 se dictaron después de conocerse que la Fiscalía Suiza investiga al primero, presidente de FIFA desde 1998, por sospechas de gestión desleal y abuso de confianza.

Entre los cargos contra Blatter, de 79 años, figura "un pago desleal" de dos millones de francos (unos dos millones de euros al cambio de hoy) a Platini "en perjuicio de la FIFA".

El dinero estaba destinado "supuestamente" a obras efectuadas entre 1999 y 2002, aunque el pago fue realizado en 2011, especificó la Fiscalía.

El mismo día de las suspensiones, Michel Platini, que preside la UEFA desde 2007 y es vicepresidente de FIFA desde entonces, formalizó su candidatura a las elecciones presidenciales de FIFA el próximo febrero.