El prestigio de Barcelona en picada

Tras la denuncia a Messi por evasión impositiva y las irregularidades en el pase de Neymar, FIFA sancionó al culé por fichar jugadores menores

en el fichaje de Neymar, el Barcelona abrió otro capítulo de su calvario extradeportivo con la prohibición de la FIFA de fichar durante un año por infracciones en las incorporaciones al club de menores de edad.

El comunicado de la FIFA tuvo el efecto de una bomba este miércoles: “La comisión de disciplina ha considerado como infracción grave y ha decidido sancionar al club con una prohibición de fichar, a nivel nacional e internacional, por dos periodos de fichajes consecutivos (mercado de verano 2014 e invierno 2015), así como una multa de 450.000 francos suizos (370.000 euros)”.

La multa es un mal menor, pero la prohibición de fichar supone un golpe duro en un club obligado a renovar su equipo por las marchas al final de la temporada de pesos pesados como el capitán Carles Puyol o el portero Víctor Valdés, lesionado de larga duración, pero que había rechazado renovar para jugar en un nuevo destino.

Barcelona había anunciado el fichaje para el próximo verano de la promesa croata Alen Halilovic, de 17 años, y los medios daban por hecha la incorporación al final de la presente temporada del portero alemán Ter Stegen, del Borussia Moenchengladbach. Ambas operaciones podrían verse afectadas por la prohibición de la FIFA.

Según FIFA, Barcelona cometió “una infracción grave” al “infringir el artículo 19 del reglamento con diez futbolistas menores de edad y cometió más violaciones con otros jugadores”. Los menores fichados por el club azulgrana jugaron competiciones con sus equipos entre 2009 y 2013. Según la normativa, el traspaso internacional de un jugador no se permite si tiene menos de 18 años, existiendo tres excepciones (ver aparte).

La entidad catalana dijo de que solicitará las oportunas medidas cautelares que preserven “los derechos del club”. “La norma supuestamente infringida tiene como finalidad la protección de menores ante las actuaciones de clubes deportivos que incorporan a menores sin garantizar los derechos de formación y atención que el Barcelona sí se desarrolla en el modelo de La Masía”, asegura el club azulgrana.
Recuerda que incorpora “programas de formación educativa, estancia, manutención, asistencia médica, y planes de desarrollo deportivo”, por lo que el considera que “forma personas antes que deportistas”, algo que FIFA no consideró “ignorando la función educativa de nuestra de formación”.

Los casos de Neymar y Messi
Este nuevo episodio extradeportivo empaña la imagen de club ejemplar que había cultivado el Barcelona en los últimos años, tras los problemas tributarios de Messi y la investigación judicial del traspaso de Neymar, que supuso la dimisión del presidente Sandro Rosell en enero.

Después de que en setiembre Messi compareciera ante un juez por evasión de impuestos, en enero saltó el escándalo cuando la justicia aceptó una querella por irregularidades en el fichaje de Neymar, que podría haber costado el doble de lo que el club anunció (57 millones de euros).

Con el lema ‘Más que un club, Barcelona, con más de 150.000 socios, es una de las entidades deportivas más populares del mundo. Ahora su prestigio ha quedado seriamente dañado


Populares de la sección

Comentarios