El Polilla cumplió y quiere seguir

Da Silva sufrió, pero logró el título y ahora depende de los dirigentes

Lo sufrió como nadie y lo disfrutó mucho. Jorge Da Silva, el Polilla, el técnico de Peñarol, consiguió su segundo título consecutivo de los manyas ya que él mismo había obtenido el último en 2013.

Pero a diferencia de aquella vez, esta vez dijo que se quiere quedar. "Tengo contrato hasta diciembre. Dije hace poco que si no era campeón uruguayo me iba, porque entiendo que para un equipo grande no hay otra opción que ser campeón. Tengo muchas ganas de seguir, pero depende de los dirigentes. Tengo contrato y me quiero quedar. Si no, agradecido al club de la posibilidad que me dio y haber logrado dos títulos uruguayos, algo que me llena de orgullo", indicó al comenzar la conferencia luego de haber recibido dos medallas en pleno vestuario.

Se había abrazado con su hijo Jorge –quien lo acompaña en el cuerpo técnico–, con Darío Rodríguez y con todos los demás en la cancha. Vio cumplido su deseo de que se terminara todo ya, como él quería, como lo había manifestado el pasado miércoles. Y después habló de fútbol.

"Peñarol en el primer tiempo jugó muy bien, muy corto, no cometimos errores como a lo largo del campeonato. Fuimos sólidos en defensa y Guruceaga casi ni actuó. Si bien no generamos una cantidad de situaciones, al equipo se lo veía bien, agresivo, muy concentrado. En el segundo tiempo entramos distintos, sin la misma agresividad y presión, y en un error que cometimos por la banda izquierda llegó el gol de Plaza que fue un balde de agua fría, porque se ponía todo muy cuesta arriba con poco tiempo por delante y ahí rescato la entereza del grupo, de no bajar los brazos, de ir a buscarlo, más allá de que dimos ventajas y Plaza en algún contragolpe nos pudo anotar el segundo. Lo fuimos a buscar y lo empatamos. Después llegaron los goles, nos dieron otra tranquilidad y el festejo final de la gente", indicó.

Y agregó: "Lógicamente que estoy aliviado de que se haya terminado porque fueron cuatro meses muy duros y necesitábamos terminarlos lo antes posible para descansar, para quitarnos ese peso de encima que teníamos y ahora estamos con la felicidad y tranquilidad de haber sido campeones".

Reunión en lo de Damiani

Los dirigentes se reunieron anoche en lo del presidente Juan Pedro Damiani para celebrar el título.

El Polilla ya siente que su futuro seguirá en el club, lo cual dependerá de los directivos.

"Hay muchas cosas que hablar y trabajar en estos días de vacaciones. Ver qué jugadores se van, quiénes terminan contrato y después replantarnos nosotros qué es lo que vamos a aspirar con el equipo el semestre que vine".

Da Silva admitió que "nos faltó encontrar jugadores por banda, tanto por derecha o por izquierda. Luque, quien era una de las opciones, prácticamente no estuvo disponible por lesiones, entonces fue difícil. No me importa que me cuestionen, porque yo era el primero que venía acá y decía que Peñarol no me había conformado".

También expresó que "este fue el campeonato que más me costó ganar. Fue muy sufrido, pero no deja de ser disfrutable como los otros dos que me tocó ganar con Defensor y Peñarol".

Da Silva coincidió con Diego Forlán quien el domingo dijo "si Peñarol es muy malo, los demás son espantosos".

"Estoy totalmente de acuerdo con Diego. El que hace más puntos y es campeón es el mejor, y ojo que no digo que nosotros jugamos muy bien. Pero Peñarol ganó el Apertura, ganó la Anual, tuvo la posibilidad de liquidar el Uruguayo en una final. Los números no son tan malos".

La foto en el Campeón del Siglo

El plantel y cuerpo técnico están citados para el lunes al mediodía en el Campeón del Siglo para tomarse la foto oficial.

En tanto, el Polilla no se olvidó de Pablo Bengoechea "Quiero hacer un reconocimiento público a Pablo, a todo su cuerpo técnico, porque ellos son partícipes de este título. Tengo que reconocer que nosotros agarramos un equipo que ya tenía un título encima, que nos daba cierta tranquilidad. Seguramente hable con Pablo estos días para felicitarlo como él nos felicitó a nosotros porque él también es responsable de que Peñarol sea campeón".

MARCEL NOVICK AL QUIRÓFANO

Marcel Novick terminó con la rotura del tendón de Aquiles de uno de sus pies por lo que el lunes será intervenido quirúrgicamente. El volante se perderá cerca de seis meses para retornar a las canchas ya que esta lesión es muy rebelde a la hora de recuperarse. A eso habrá que sumarle que una vez recuperado, deberá hacer una especie de pretemporada, lo que posiblemente lo pueda alejar un tiempo más del retorno al fútbol.


Populares de la sección

Acerca del autor