El polémico método de Tabárez

Una recorrida puertas adentro del Complejo Celeste para entender los porqué de un comentado estilo
Por un instante lo invito a pasar puertas adentro del Complejo Celeste. No es un lugar sencillo de acceder.

Los mejores secretos se guardan. Ver puertas adentro permitirá a los aficionados conocer el método del polémico estilo de juego del Uruguay de Óscar Tabárez. Ese que a veces levanta polvareda, polémicas y llamados a jugar de manera más ofensiva, y que a veces tiene noches de gloria, donde todo le sale bien, como el martes en el Centenario con el 3-0 ante Chile.

El primer punto que la mayor parte de los que se sientan frente al televisor desconoce es que hay tres cosas que Tabárez repite a los jugadores cada vez que se encuentran y con las cuales no transa. No importa el motivo, la circunstancia en la que se encuentra el equipo, ni el rival. Siempre les recuerda a los jugadores las tres palabras: Juego, resultado y comportamiento. Cada palabra tiene su explicación.

"Juego porque tenemos que ir a jugar bien. Va a ir público y quiere ver fútbol. Resultados, porque hay un prestigio, una imagen, y en el fútbol profesional es a través del resultado la forma de conseguir cosas. Comportamiento, que tiene que ver con el respeto a las reglas, situación que no siempre es fácil cuando, por ejemplo, vas a jugar de visitante y encontrás un árbitro localista", explicó el entrenador hace ya mucho tiempo, antes de que aquel partido ante Chile de Copa América pusiera en duda mucho de lo del comportamiento. Y parte de por qué Tabárez estaba tan contento tras el partido. "Ganamos jugando muy limpio", dijo en conferencia de prensa.

Respeto a la historia
Uruguay Chile


Cada vez que juega la selección se instala la polémica sobre la forma en que jugó el equipo. Aquello tan viejo de jugar bien o jugar mal. Todo muy relativo y de acuerdo y al paladar futbolístico de cada uno, sea técnico o simple aficionado.

Los primeros pilares del método Tabárez estuvieron fuera de la cancha, y en la premisa de identificarse con la historia. "Maracaná no nació de la nada. El propio Obdulio dijo: "Nosotros a la generación olímpica la teníamos en un altar"; hubo una continuidad sobre la manera de ser. Así como lo habla Obdulio, Nasazzi es el representante de otra época. Capaz que los futbolistas de mañana se miran en estos jugadores, que tienen que ser mirados como ellos se pueden mirar en lo anterior. Para ser parte de una identidad que los hace reconocer hasta en el exterior.

Compromiso
heredero.jpg
Heredero de la cinta. Con Darío, Tabárez y Lugano<br>
Heredero de la cinta. Con Darío, Tabárez y Lugano


Transmitido el legado, quedaba una parte fundamental por comunicar: el compromiso. "Cuando vinieron por primera vez yo les recordé a los futbolistas lo que se decía: que van a robar la plata, que no ponen la pierna, que no ponen el mismo espíritu que en sus equipos, y que se iba a seguir diciendo mientras no demostraran lo contrario. Y ahora este grupo lo tiene en la piel y yo no necesito decirles nada. A cambio yo me comprometí a brindar comodidades y jugar partidos internacionales".
Así se sentaron las bases. En la teoría los temas estaban claros, faltaba la práctica. La cancha.

La evolución
Será raro de escuchar, pero el primer Tabárez de esta segunda era que nació en 2006 era ofensivo y tenía como premisa principal el arco rival.

La idea original duró un año. Se comenzó a llevar a la práctica en 2006 y un año después Perú la destruyó en la Copa América. El 4-3-3 original se desterró. Tabárez pasó de pensar en el arco rival a limitar al rival. ¿Traicionó sus principios? Al DT no le gusta ese razonamiento: "¿Qué no fui fiel? Son tonterías que se dicen porque hablar es gratis".

Que Uruguay juega mal, que es demasiado defensivo, que no se dan dos pases seguidos, y que todos juegan mejor que la celeste es algo que se escucha en cada partido. La discusión se planteó incluso ayer: ¿fue tan diferente al juego de la Copa América, donde DT y planteo fueron ampliamente criticados?

Pero si algo está claro a esta altura es que Tabárez morirá con la suya, y que está convencido de que no tiene jugadores adecuados para plantear un estilo como el de Chile. Lo que se ve es producto de un análisis de las características de los rivales, de aceptar virtudes y defectos del equipo. De tener jugadores de rol y con orden táctico.

Pero por sobre todas las cosas, Tabárez siente que su idea tiene un gran respeto por la historia. Tomarlo o dejarlo es la cuestión. Los gustos futbolísticos y los métodos son variados y discutibles. En esta historia del fútbol los resultados siempre tienen la última palabra, y en este arranque de Eliminatorias, le sonríen a Tabárez.

Tabarez


Presión: ahogar al rival
Es un sello de los equipos de Tabárez. El DT considera que es una tendencia mundial. Cierta vez expresó: "En el fútbol de ahora una recuperación alta de la pelota es muy peligrosa, la estadística dice que cuando se hace, casi el 70% de las jugadas termina en gol. Aún el Barcelona de Guardiola que marcó una época, cuando perdían la pelota, el objetivo era recuperarla rápido y el esfuerzo físico lo ponían más en recupar esa pelota".

Sistema de juego: El original
El proyecto que presentó el entrenador dice textualmente en la parte deportiva. El 4-3-3, es el esquema posicional elegido para unificar la estrategia de juegos de todos los equipos seleccionados. Tiene numerosos antecedentes históricos en nuestro país. La línea defensiva integrada por cuatro hombres hace poco probable la necesidad de variar en función del esquema posicional del equipo rival.

Cambio: El golpe que replanteó el esquema
Luego de perder con Perú 3 a 0 el DT modificó su postura. "Llegué a la conclusión que era riesgoso insistir en lo mismo, el equilibrio defensivo fue el punto de partida. Procurar ser práctico, procurar ser inteligente. ¿Qúe cambié, qué no fui fiel? Son tonterías que se dicen porque hablar es gratis. La idea al llegar era ser protagonistas pero el partido con Perú nos golpeó y obligó a salir a buscar los partidos a partir del orden defensivo".

Estilo distante: No llama a los jugadores
Diego Godin y Oscar Tabarez


Es un aspecto que maneja en todo sentido. No llama a los jugadores. Es una tarea que deja a sus colaboradores. "Como entrenador, una de las cosas que creo que tengo, porque es el objetivo, es profesionalidad. A uno le hacen un contrato para entrenar un equipo y conseguir rendimiento. El camino que uno toma para eso es la formación grupal, compartir la información, hacer todo en un clima de respeto, y procurar que también los dirigidos tengan esa profesionalidad que es un rasgo distintivo".

Polémica: Jugar bien, jugar mal
El 2 de setiembre de 2013 el entrenador de Uruguay expresó: "La mayoría de los equipos juegan mejor que nosotros, como el caso de Perú o Venezuela, pero no renunciamos a ganar porque hay mil caminos para llegar a la victoria. Entonces tenemos que adecuarnos a lo que tenemos, ser muy intensos a la hora de defender y llevar la pelota a la zona donde tenemos grandes definidores".

Diagnóstico: La realidad futbolística: apostar a defender

"A la hora de encarar un proyecto, primero que nada, hay que evaluar la realidad. Lo primero que había que hacer era entender cuál era la posibilidad de Uruguay como realidad futbolística en el concierto mundial de estos días, que es muy distinto al de otras épocas en la que nosotros hasta teníamos una primacía futbolística, por ejemplo, en la primera mitad del siglo XX", dijo Tabárez en una entrevista con El Gráfico.

Posesión: Tener la pelota
En 2007 Tabárez dijo: "Podría decir que eso de no pensar en el rival no lo hace ni el Barcelona. Tenemos delanteros de elite y nos adaptamos a esa circunstancia. Pero los dos grandes temas de todos los trabajos que hacemos acá son la presión defensiva sobre el rival que tiene la pelota y la posesión colectiva de la pelota y en este segundo aspecto no hemos alcanzado los mejores niveles".

Populares de la sección

Acerca del autor