El plan de Munúa no incluyó el error del juez

El técnico de Nacional planteó un equipo corto con salida en velocidad; el penal lo dejó sin el premio mayor

El fútbol es el arte de lo imprevisto, escribió el periodista argentino Dante Panzeri que marcó una época en la mejor época de la revista El Gráfico. El jueves Nacional lo sufrió en carne propia durante el partido contra Rosario Central por el grupo 2 de la Copa Libertadores. Ganaba 1-0 con gol de Nicolás López, sufría pero estaba aguantando el resultado, hasta que de pronto, el árbitro Wilmar Roldán se equivocó y todo cambió.


El colombiano sancionó un penal inexistente y Marcelo Larrondo empató el encuentro. Un punto que duele por la forma en que se dio, pero que fríamente no es mal resultado para Nacional, aunque tendrá que confirmarlo en sus partidos de local.

"Planteamos muy bien el partido y sacamos un empate valioso. Nos hubiese gustado traer los tres puntos, pero en la Copa es así, a veces de visitante te pasan factura", dijo Santiago Romero.

El volante destacó la forma en que Munúa pensó el encuentro: "El planteamiento fue perfecto; un equipo corto en 30 o 40 metros y salida rápida; ellos nos complicaron con centros cuando metieron el 9 grandote", refiriéndose a Larrondo que en realidad juega con la camiseta número 7.

Mauricio Victorino fue titular y tuvo una buena labor hasta que el árbitro le cobró el penal y luego lo expulsó: "En otro momento del partido no cobraba ese penal, pero sintió la presión de la gente y fue localista", expresó.

Nacional cambió la forma de jugar que utiliza en el campeonato local. Los sistemas 4-2-3-1 o 4-2-1-3 que implementa en el Clausura cambiaron por el 4-4-2, aunque no por eso fue defensivo. Los volantes externos cumplieron una labor a destajo, retrocediendo para cubrir espacios y sumarse al ataque con la pelota en su poder.

Los puntas Fernández y López también colaboraron con la recuperación sin descuidar el arco de enfrente. La defensa resistió todo lo que pudo. Hasta que el tiro final arruinó el plan.

Presión en toda la cancha y el equipo en 30 metros

El plan de Gustavo Munúa para reducir el juego ofensivo de Rosario Central incluyó armar un equipo corto, presionar en tres cuartos de cancha y salir a toda velocidad en ataque cada vez que consiguiera el balón. En la fotografía se ve cómo Leandro Barcia (volante por derecha) y Nicolás López (uno de los delanteros) encierran a Giovani Lo Celso, el volante ofensivo de Central que entró en el segundo tiempo. Los futbolistas interpretaron casi a la perfección la idea del entrenador y cabe destacar el gran esfuerzo que realizó Kevin Ramírez, yendo y viniendo por la banda izquierda, tapando huecos y tratando de llegar con aire arriba.

El ingreso de Larrondo complicó

Marcelo Larrondo es uno de los goleadores de Rosario Central y para este partido el técnico Eduardo Coudet decidió dejarlo en el banco, en el marco de una rotación del equipo que juega a dos frentes. Cuando el delantero de 1,91 metros de altura entró fue un suplicio para los zagueros tricolores. Le ganó siempre a Victorino y generó oportunidades por arriba. En el último tramo del segundo tiempo Nacional sufrió bastante, pero las intervenciones de Conde y la buena suerte estaban acompañando al equipo que ganaba desde el minuto 55 con el gol de Nicolás López. Incluso el Diente pudo liquidarlo en un contragolpe solitario.

De todas formas la clave del empate fue Wilmar Roldán

Nacional resistió hasta el minuto 90 cuando el árbitro colombiano Wilmar Roldán sancionó como penal una falta de Victorino contra Larrondo que no existió. Un rato antes hubo una mano de Espino dentro del área que los jugadores de Central pidieron penal, pero en la imagen de TV se ve a Roldán hacer el gesto de "siga siga"; vio la mano, pero entendió que no hubo intención del jugador albo. Después del gol de Central fue expulsado Victorino: "Me sacó la amarilla por el penal y después que lo patea me doy vuelta y aplaudo. El juez interpretó que le estaba tomando el pelo", dijo el zaguero tricolor.

Apuntes

En duda

Alfonso Espino regresó a Montevideo con un esguince en un dedo del pie y está en duda para el partido de mañana contra Plaza Colonia. Para el encuentro que se juega a la hora 20 en el Suppici está descartado Jorge Fucile, suspendido por acumulación de amarillas.

Recuperación

El plantel de Nacional volvió en la madrugada del viernes. Los futbolistas entrenaron ayer por la tarde divididos en dos grupos, los que jugaron más tiempo en Rosario por un lado y los demás por otro. Hoy vuelven a entrenar en horario matutino y por la tarde viajan a Colonia, donde juegan mañana.

¿Vuelve Gorga?

Para el partido del próximo miércoles (19:30 en el Parque Central) frente a River por la Libertadores están suspendidos Mauricio Victorino y Erick Cabaco, por lo que seguramente Sebastián Gorga sea el compañero de Polenta en la zaga. Gorga también podría jugar mañana en el lateral.

Entradas

Hasta hoy se venden en Redpagos las entradas para el partido contra Plaza. Los precios: tribuna Edgardo González (Nacional) $375, tribuna oficial local $475, tribuna oficial visitante $475 y palco $600. Tanto los menores de 6 a 12 años como los socios de Plaza pagan $200.


Populares de la sección

Acerca del autor