El plan de ataque de Munúa

Cuando arranca con marcador abajo, el técnico tricolor cambia el sistema táctico y da ingreso a Rodrigo Amaral

En los últimos tres partidos Nacional se vio obligado a tener que dar vuelta encuentros en los que comenzó con resultado adverso: ante River Plate lo pudo lograr con su estilo y de forma agónica, pero ante Independiente de Santa Fe –en un partido fuera de contexto por la expulsión de Polenta- y frente a Wanderers, no le alcanzó.

En esas presentaciones, Gustavo Munúa tuvo que realizar variantes para intentar abrir el arco de enfrente. El sistema base del entrenador tricolor comienza con un 4-2-3-1, con Ignacio González de enlace, Gonzalo Porras sumado al juego ofensivo, abriendo para los costados y metiendo pases a Iván Alonso, y con los laterales proyectándose para sumarse a los punteros.

Ahora bien, cuando estuvo abajo en el marcador y debió buscar variantes ofensivas, el primer recurso de Munúa (Figura A) fue cambiar de banda a los puntas, algo que no era habitual cuando dirigía Álvaro Gutiérrez, quien también contaba con Carlos De Pena y Leandro Barcia como puntas y con Alonso de centrodelantero.

Así, ante River los modificó de lado, para hacerlos jugar con perfil cambiado, y también lo hizo frente a los bohemios, con el argentino Alejandro Barbaro en lugar de De Pena, quien no jugó. La siguiente opción que ha manejado el DT albo es el ingreso del juvenil Rodrigo Amaral (Figura B). Ante los darseneros entró e hizo un gol y frente a los bohemios refrescó el ataque, con sus tiros de larga distancia y desplazamientos, pero sin lograr marcar. Cuando se produce esa variante, sale el lateral derecho y Santiago Romero pasa a ese sector de la defensa. Queda Porras como único "5", el sub 20 se vuelca a la izquierda y Nacho va más sobre la derecha.

Con esa introducción, cambia el dibujo de Nacional, que pasa a estar más cerca del 4-1-4-1. Al todo o nada, los laterales se adelantan más, lo que hace que los punteros se metan más al área. Frente a los darseneros, le salió bien y Romero llegó a anotar el gol del triunfo. Pero frente a Wanderers, subieron y abusaron de los centros, los que carecieron de precisión y desperdiciaron pelotas. Por momentos, hasta los zagueros van al ataque. Diego Polenta lo hace con más frecuencia y Matías Malvino asistió a Alonso en el gol ante Wanderers.

Estando abajo en el marcador, el entrenador ha cambiado a sus puntas. El domingo, por ejemplo, sacó a Barbaro y Barcia y colocó a Seba Fernández y Leandro Otormín, sin que trascendieran. A quien no saca es a Alonso, el capitán y goleador. Eso hace que por el momento, Sebastián Abreu no haya tenido minutos, ya que el entrenador no cree que ambos sean compatibles en cancha.


Populares de la sección

Acerca del autor