El Peñarol del futuro: pasando raya a las incorporaciones aurinegras

Da Silva apuesta a jóvenes veloces que cambien la cara del equipo
Peñarol modificó visiblemente su política de contrataciones. Hasta la pasada temporada el club apostaba por jugadores de experiencia, con años en el fútbol, a los que no les pesara defender una camiseta complicada como la aurinegra.
Así fue que se fueron sumando Diego Forlán, Guillermo Rodríguez, Luis Aguiar, Diego Ifrán, Nicolás Freitas y Tomás Costa entre otros.
El equipo jugó a paso lento y cansino. El cambio de entrenador a mitad de temporada determinó que Jorge Da Silva se encontraba con un plantel de determinadas características. Alejado de lo que pretende para sus equipos, el DT se las debió ingeniar para salir adelante con lo que tenía.
De cara al inicio de la actividad, el técnico arma el plantel de acuerdo a su gusto futbolístico y Peñarol salió al mercado en procura de incorporar jugadores jóvenes y veloces. Da Silva quiere un equipo de extrema velocidad que llegue por las bandas.
"Este plantel carece de velocidad y de jugadores por las bandas. Hoy estamos enfocados en ese aspecto y en ir consiguiendo jugadores de esa característica para poder jugar parecido a lo que uno le gusta", comentó el Polilla.
A sus palabras se sumaron las expresiones del presidente Juan Pedro Damiani que también mete mano en el equipo porque, como anunció, quiere participar de la formación del plantel.
En una entrevista en la web del club, Damiani dijo: "No queremos jugadores que llegan a recuperarse, y que necesitan medio campeonato para ponerse en forma. No queremos un promedio tan alto de edad. Esas son definiciones de fondo. En materia de juego, Da Silva sabe lo que quiere. Quiere jugadores por afuera, veloces, que den todo. También queremos que los jóvenes que Peñarol va formando, sigan subiendo al primer equipo. Ya subieron Guruceaga, Valverde, Nandez, Rossi. Y queremos que esa línea se potencie"
Bajo estas normas se va conformando el nuevo Peñarol que ya sumó unas cuantas piezas.
Por lo pronto la intención de jugar con gente veloz por las puntas da la pauta de que Da Silva aspira a jugar con dos volantes por afuera y dos por adentro. El doble cinco, para el caso de que se vaya Nandez y teniendo en cuenta que Novick está en recuperación de una operación, será para Ángel Rodríguez y Guzmán Pereira.
¿Qué aseguran? Ángel es rápido, un correcaminos que no se cansa nunca. Mejoró con la pelota. Guzmán, en su etapa en Wanderers, era la salida del equipo. A partir de que la pelota pasaba por él tomaba destino. Para las bandas ya tiene a Luis Urruti que deslumbró en Cerro y procura sellar a Nicolás Dibble. Otra alternativa es Martín Boselli.
Claro que todo se comenzará a ver cuando Da Silva ponga el equipo en escena.

Defensa

La única duda pasa por saber si Aguirregaray logra ser liberado por Estudiantes. Da Silva quiere salida púlida desde el fondo. Los dos laterales tienen tendencia a subir. Para ello los volantes deberán estar atentos a los relevos.

Abrir la cancha

El entrenador quiere un equipo que imprima vértigo y velocidad desde la zona central. Ocupará el ancho de cancha con dos volantes por las bandas. Cuando suban los laterales deberán cubrir espaldas para no dejar desamparada a la defensa. Los dos centrales tienen buen trato de pelota. Guzmán Pereira era el conductor de Wanderers desde esa zona.

Ofensiva

Para la ofensiva Da Silva cuenta con opciones para acompañar a un 9 que no tiene definido. Tanto Dibble como Urruti pueden generar juego por la punta. El tema pasa por saber el cabeza de área. Por ahora está Murillo. Peñarol fue por Gastón Rodríguez pero su cotización es demasiado elevada. Se incorporó el paraguayo Ávalos pero debe adquirir rodaje futbolístico y ritmo de competencia.

Populares de la sección

Acerca del autor