El pasado, ¿los condena?

Los titulares de Nacional tienen saldo negativo y poca experiencia en partidos clásicos

El rumor se instaló hace dos semanas en el ámbito deportivo. Se generó la duda y se repitió varias veces, incluso en la prensa: hay posibilidades de que Sebastián Taborda sea titular en el clásico. ¿Por motivos futbolísticos? No, si apenas actuó 13 minutos en el Apertura. ¿Porque es un jugador clásico? No, si apenas disputó cinco minutos de uno que Nacional empató y 34 minutos de otro que perdió. ¿Entonces? Porque tiene personalidad. Así de simple.

Entre los 11 jugadores que Álvaro Gutiérrez puso en cancha en los últimos dos partidos del campeonato, que han jugado clásicos y que seguramente serán titulares el domingo frente a Peñarol, hay tres a los que no se les puede tildar de poco carácter: el capitán Gustavo Munúa, Diego Arismendi y el goleador Iván Alonso. Sin embargo, esa sola característica no les alcanzó hasta ahora para contar más clásicos oficiales ganados que perdidos en sus palmarés.

Pero no solo ellos tienen saldo negativo: casi todos los integrantes del actual plantel tricolor lo tiene. De los siete titulares que ya cuentan con antecedentes frente a Peñarol, ninguno tiene números favorables. Hasta Rafael García, si se quiere. Disputó uno solo, por la Copa Bimbo 2012, que terminó 1-1, pero se definió por penales y ganó Peñarol 6-5.

Gustavo Munúa jugó 11 clásicos y todos oficiales. Diez corresponden a su primera época en el club entre 1998 y 2003. Fueron tiempos de bonanza para los tricolores, que ganaron cuatro campeonatos uruguayos. Sin embargo, frente a Peñarol no le fue tan bien al golero. Volvió este año y le tocó jugar el último, que terminó con victoria 5-0 de los aurinegros.

Arismendi jugó 12 veces frente a los aurinegros, con la siguiente particularidad: Ocho partidos correspondieron a campeonatos oficiales, de los que perdió cinco, ganó dos y empató uno. Los otros cuatro pertenecieron a torneos de verano, y con su presencia en la cancha Nacional los ganó todos. Globalmente, el volante se retiró seis veces ganador y cinco veces perdedor.

Iván Alonso, que es el otro jugador experimentado del equipo, el goleador, disputó tres encuentros frente al tradicional rival de los albos. Ganó uno, que fue por la Copa Antel de este año (él marcó el gol de tiro penal), y perdió los otros dos, ambos oficiales. En uno de ellos hizo otro gol.

Alonso suma 36 goles desde que llegó a Nacional, pero en la imagen del hincha está en deuda frente a Peñarol. El primero que jugó apenas duró 10 minutos en cancha porque no se había recuperado bien de una lesión, el segundo lo perdió y en el del 0-5 estuvo ausente porque sufría un bajón anímico y futbolístico.

Los demás integrantes de la oncena son juveniles que tienen poco roce clásico en Primera división. Santiago Romero debutó en clásicos en la Copa Bimbo 2012 y disputó solo uno oficial, en el Apertura 2012 que terminó empatado.

Gastón Pereiro debutó en la Copa Bimbo 2013, donde jugó 18 minutos; después actuó 45 por la Copa Bandes 2014 que empataron 0-0 y Nacional ganó 4-3 por penales (él marcó el suyo) y fue titular, aunque salió en el entretiempo, en el último enfrentamiento.

Carlos De Pena también se estrenó en la Copa Bimbo 2013 y el primero oficial fue el del Clausura pasado cuando jugó los primeros 45 minutos.

Los otros cuatro posibles titulares no jugaron frente a Peñarol: Diego Polenta, Gonzalo Porras, Henry Giménez y Alfonso Espino.

Si el domingo contara solo eso, Nacional la tendría más que dificíl. ¿Cuánto influirá?


Populares de la sección

Comentarios