El partido soñado de Murray

El escocés clasificó a las semifinales del Grand Slam venciendo a David Ferrer; ahora se cruzará con el canadiense Raonic

El británico Andy Murray y el canadiense Milos Raonic se disputarán una plaza en la final del Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada, al vencer, respectivamente, este miércoles en cuartos de final al español David Ferrer y al francés Gael Monfils.

El escocés, segundo cabeza de serie, resolvió en cuatro mangas (6-3, 6-7, 6-2 y 6-3) su duelo ante el alicantino y accedió a su sexta semifinal en Melbourne Park, de donde salió subcampeón en cuatro ocasiones. Fue segundo en 2010, 2011, 2013 y 2015.

A un triunfo de su quinta final del Abierto de Australia se situó ahora, tras contrarrestar la energía de David Ferrer.

"Creo que he jugado bien", señaló Murray en rueda de prensa. "Es más, diría que ha sido el mejor partido que he tenido hasta el momento aquí, especialmente el segundo y el tercer set. He sentido que el golpeo de la bola desde el fondo de la pista era mucho mejor", analizó.

Superado por la agresividad de su oponente, el jugador de Jávea, de 33 años, consideró que pagó "un poquito el peaje del segundo set", en el que logró reengancharse al encuentro al ganar el desempate. El empeño en recuperar su desventaja, sin embargo, se volvió en su contra en la tercera manga.

"Sobre todo los primeros juegos del tercer set han sido muy duros y lo he pagado. Ahí he pegado un bajón, pero luego en el cuarto me he vuelto a recuperar. La verdad es que he vuelto a tener energía, pero Andy ha tenido momentos muy buenos, sobre todo con su revés. Ha cambiado direcciones muy fácil, ha jugado más dentro de la pista, más agresivo, y no he podido coger iniciativa", lamentó.

Esta derrota apeó a David Ferrer de la ronda que reúne a los cuatro mejores del torneo: el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer, rivales por la parte alta de cuadro; y el canadiense Milos Raonic, a quien el triunfo sobre el francés Gael Monfils le situó a un paso de su primera final de Grand Slam, además del propio Murray.