El partido de los cruzados

Cavallini y Estoyanoff serán hoy las cartas de gol de Peñarol y Fénix luego de acostumbrarse a festejar con la camiseta rival


Esta tarde en Jardines del Hipódromo Peñarol y Fénix jugarán un partido especial, ya que el equipo grande deberá salir hacia una cancha chica y porque el anfitrión también será local en una cancha que apenas visita una vez al año.

Pero más allá de los detalles geográficos, el partido tendrá condimentos especiales porque las cartas de gol de cada equipo tienen un estrecho vínculo con el rival que tendrán enfrente.

Fabián Estoyanoff, la figura de este Fénix que conduce Gustavo Ferrín, es hincha fanático de Peñarol y demostró sus condiciones en el club aurinegro en cuatro ciclos distintos, donde anotó goles clásicos, ganó dos títulos y jugó una final de Copa Libertadores.

Luego de un pasaje por Arabia regresó a Fénix y la despedida de Antonio Pacheco sirvió para sellar ese amor con el hincha aurinegro. El Lolo fue de los más ovacionados y demostró que el cariño mutuo está intacto.

El delantero será titular y hay un detalle no menor. Ante una defensa que llega de recibir seis goles, estará el goleador del Campeonato Apertura, ya que Estoyanoff lidera la tabla de artilleros con seis gritos.

Lucas Cavallini llegó a Peñarol en el último período de pases y en el último partido ante Wanderers, con victoria mirasol por 4-0, logró romper el hielo y convertir su primer gol con la camiseta aurinegra.

El delantero canadiense, pedido expresamente por Leonardo Ramos, llegó de Toronto a los 16 años para jugar en Nacional donde tuvo una etapa en Primera División pero no logró demostrar su condiciones. Pese a tener un pasaje por Juventud, donde anotó 10 goles en 25 partidos, Cavallini se sintió cómodo en Fénix.

De la mano de Rosario Martínez, el canadiense encontró su mejor versión en un equipo que acumulaba hombres en un bloque defensivo y salía rápido hacia el área rival para llegar con mucha gente a definir. En Fénix estuvo tres temporadas, jugó 78 partidos y anotó 28 goles, cifra que llamó la atención de Leonardo Ramos para llevarlo a Peñarol.

La ley del ex tiene todo para cumplirse esta tarde.