El partido para despegar

Peñarol va en busca del primer triunfo ante Rentistas, un equipo que acaba de ascender a Primera división

Peñarol no puede dejar pasar más partidos sin conseguir victorias, por lo que el sábado es el día decisivo para comenzar a ganar en el Torneo Apertura.

Enfrente estará Rentistas, un club que pese a que recién volvió a Primera división, hace una semana le complicó la vida a Nacional que le pudo ganar en los minutos de adición.

En ese contexto, al técnico aurinegro Diego Alonso le pesa mucho la mochila de no haber podido ganar aún y el sábado tendrá la oportunidad –y la necesidad– de hacerlo.

El entrenador aurinegro apostará a la experiencia con hombres que tienen años en esto y se la juega ante un adversario que si bien complicó a Nacional como se escribió líneas arriba, en los papeles, cuenta con un plantel de mucho menos peso que el carbonero.

Entonces Alonso pondrá, entre otros, al capitán Antonio Pacheco en ofensiva, junto con el Lolo Estoyanoff, Luis Aguiar y Marcelo Zalayeta, todos hombres que saben lo que es jugar en momentos difíciles con el club.

Con relación al equipo que le igualó en la hora a Defensor Sporting el domingo pasado en el Parque Franzini, los únicos cambios que realizará el DT mirasol son los ingresos de Estoyanoff y el Japo Rodríguez como volantes externos.

“Peñarol es un rival más complicado que Nacional porque llega muy bien por afuera”, dijo justamente referido a este tema, el entrenador de Rentistas, Adolfo Barán, en la edición del viernes de El Observador.

Barán conoce muy bien a su rival del sábado porque trabajó en las inferiores del mismo durante años y hasta no hace mucho, y su hijo Agustín se consagró recientemente campeón uruguayo al haber disputado un encuentro por el Clausura anterior dirigido por el Polilla Da Silva.

Rentistas jugará con la misma figura táctica de tres hombres atrás –que se transforman en cinco cuando ataca el rival– cuatro en el medio y tres arriba. El hecho es que debe mejorar en ofensiva con respecto al debut, ya que apenas llegó al arco de enfrente.

Los aurinegros deben mejorar mucho lo mostrado en sus primeras dos presentaciones y, en ese sentido, lo más claro que se les vio apareció en el segundo tiempo contra Defensor Sporting el domingo anterior cuando se mejoró en ofensiva con llegadas en profundidad que llevaron al empate.

Peñarol sabe que el tren se va y que si el sábado no gana va a quedar muy lejos de todo cuando recién se habrán disputado tres partidos. Por eso, este es el encuentro que necesita para despegar. Si no lo hace, se le va a complicar y mucho.


Populares de la sección

Comentarios