El partido del año

En el Parque Central, Nacional busca hoy ante Oriente Petrolero la clasificación a segunda ronda

En otros tiempos, la primera fase de la Copa Bridgestone Libertadores para Nacional era un paseo de salud, pero desde ya hace dos décadas para el fútbol uruguayo se terminaron las campañas históricas y los triunfos fáciles, por más estadísticas favorables que se pueda considerar y por más que el encuentro ante un equipo boliviano se defina en Montevideo. Para los tricolores, invictos de local ante los bolivianos por la Copa, el partido que hoy desde la hora 21 jugará ante Oriente Petrolero será el encuentro del año y el técnico Gerardo Pelusso se encargó de posicionarlo en ese lugar tan riesgoso –por la presión y ansiedad que genera– después de la derrota 1-0 que sufrió el tricolor en su visita a Santa Cruz.

Nacional necesita ganar por dos goles para clasificar en forma directa, o 1-0 y esperar que no falle la puntería en la definición por penales para avanzar al grupo 6 con Newell’s de Argentina, Gremio de Brasil y Atlético Nacional de Colombia. Una derrota, un empate o triunfar solo por un tanto –a partir del 2 a1– lo dejará afuera.

El DT realizará dos cambios para el decisivo encuentro, en los lugares de la oncena para los que tenía reservado el espacio para Diego Arismendi y Ignacio “Nacho” González, que por disposición de la Justicia no pueden participar en espectáculos deportivos.

En el partido de ida ante Oriente Petrolero reemplazó a los inhabilitados por Rafael García y Gonzalo Ramos, pero no aportaron lo que el DT pretendía. Hoy será el turno de Nicolás Prieto (foto) y Rinaldo Cruzado.

Para disponer de sus hombres en la mejor forma física, el sábado el técnico le dio descanso a seis de ellos.

El partido de hoy no solo supone un paso deportivo, sino que está atado a una recompensa económica que en los últimos tiempos adquirió valor superlativo en el fútbol profesional. Avanzar a la segunda fase le asegura a Nacional cobrar US$ 900.000 por los tres encuentros que jugará de local, además de las recaudaciones que generará por esos juegos. Entonces, además del fracaso deportivo que puede significar quedar fuera de una primera ronda, no es menor el aspecto económico. Por eso, es el partido del año.




Populares de la sección

Comentarios