El Parque del sufrimiento

Fénix rescató un empate ante Rentistas en los descuentos: abrió el marcador Matías Mier y lo cerró Maxi Pérez
El desahogo llegó en el tiempo agregado. La pelota lanzada al área por Martín Ligüera buscando la cabeza de Ignacio Pallas surcó el aire. Era la fórmula que utilizaba Fénix desde un rato antes tratando de encontrar el empate en el espacio aéreo. Una serie de rebotes y Maximiliano Pérez la empujó al gol.

Hasta ese momento, detrás del técnico Rosario Martínez era Maxi Pérez el futbolista que recibía más críticas en el Capurro. No hizo un buen partido. Empezó de punta por izquierda y cuando entró Cecilio Waterman retrocedió unos metros. Le costó ganar en el mano a mano o terminar con éxito las jugadas. Pero apareció en el momento crucial, en la agonía del partido, cuando los hinchas ya no tenían voz de tanto protestar, insultar y pedirle una ayudita a Eolo, que en la segunda parte favoreció a los locales.

Rentistas empezó ganando en el inicio del segundo tiempo por intermedio de Matías Mier. La jugada la inició Christian Souza con una corrida libre de cualquier obstáculo adversario. Cedió a Joel Burgueño y éste a Mier, quien recibió en el centro del área y sacudió la zurda para vencer a Denis. No lo festejó, por respeto a las cuatro temporadas que pasó en el club de Capurro, desde 2007 a 2011.

Desde ese momento el equipo de Rosario Martínez (si ganaba quedaba solo en la punta del Clausura) se lanzó al ataque con mayor devoción. Abusó de los centros, pero era el recurso que encontró para salir del aprieto.

Pallas salió de su área y se instaló en la de enfrente. A jugar de centrodelantero. Tuvo una oportunidad muy clara y tras su cabezazo apareció la plasticidad de Guillermo Reyes.

El golero de Rentistas se convirtió en figura. Después de esa de Pallas le desvió un remate a Lucas Cavallini, otro a Leonardo Fernández y otro a Waterman después de que Pallas se la bajara de cabeza.

Hasta que cayó el gol del empate, en los minutos de adición. Entretanto, también sufrió Fénix. Porque a su afán ofensivo se le agregó el riesgo que tomó Martínez al sacar a Leandro Zazpe y poner a Fernández y jugar los últimos 10 minutos con tres en el fondo.

Darío Denis también salvó a su equipo con atajadas fundamentales. Tres veces le ganó el duelo a Burgueño, en una oportunidad en la misma jugada.

En el primer tiempo, con viento a favor, Rentistas fue superior a su rival. Mier manejó la pelota en la mitad del campo y tanteó con un par de disparos, y Denis se mandó una gran tapada frente a Damián González.

Fénix no encontró en esa primera parte llegar con profundidad. Prácticamente no generó ninguna jugada de peligro. Cuando tuvo un tiro libre ideal para el pie de Ligüera, éste prefirió tocar a Maxi Pérez y todo se diluyó. Aún faltaba mucho de sufrimiento.

Populares de la sección

Acerca del autor