El Palacio de América

La FUBB, con apoyo de la SND, acondicionará el estadio de Peñarol para recibir el torneo de selecciones
La Federación Uruguaya de Básquetbol (FUBB) ya puso en marcha el operativo Copa América de Básquetbol 2017, porque entre los días 28 y 30 de agosto Montevideo será sede del grupo C que jugarán cuatro de las doce mejores selecciones de las tres Américas.

El primer paso tras la oficialización de la sede por parte de FIBA será la construcción a nuevo de los vestuarios del único estadio cerrado de Montevideo con capacidad para recibir a una competencia internacional, y de la instalación de un sistema de pantallas que permita incluir como información para que se pueda observar desde todo el estadio números de camiseta, nombre y principales datos estadísticos del jugador, que se actualizan en vivo. Para ello, según informaron a Referí, realizarán una inversión de US$ 50 mil, y la Secretaría Nacional del Deporte realizará el aporte fundamental.

Para avanzar en la sede de Uruguay, el secretario general de FIBA Américas, Alberto García, viajó a Montevideo para definir todos los detalles.

El jueves, en la Torre Ejecutiva, oficializó la sede del Palacio Peñarol y en el encuentro anunció que por delante "habrá 90 días de intentos trabajos".

Con la primera edición del torneo de selecciones de las tres Américas, cuya primera fase se jugará en tres grupos en Montevideo, Bahía Blanca y Medellín y el cuadrangular final en Córdoba, Uruguay vuelve al circuito Mundial e ingresa en un lugar privilegiado, en el que supo estar pero que abandonó hace ya varios años.

La apuesta de la FUBB

El presidente de la Federación, Ricardo Vairo, explicó a Referí que como organizador del grupo C deberá realizar una importante inversión que subvencionará con la recaudación por venta de entradas, un porcentaje de la cartelería led de la cancha –para eso será clave los países que vengan a jugar para vender la publicidad en esos países– y los aportes de la Secretaría Nacional del Deporte que se hará cargo de hoteles y alimentación de todas las delegaciones.

Durante tres días, Montevideo recibirá a tres de las mejores selecciones de las Américas, además de la uruguaya que dirige Marcelo Signorelli.

"Armamos un equipo de trabajo y estamos empezando a armar todos los detalles", dijo Vairo sobre el proyecto de inserción internacional que comienza a tomar forma y que tendrá en la Copa América el primer mojón.

Para el torneo de agosto, la FUBB proyecta poner a la venta 4.500 entradas por jornada. Los precios y la venta previa de las localidades las definirán en los próximos días. Además, expresó Vairo, realizarán una campaña publicitaria.

Así ve FIBA a Uruguay

"Hay mucha credibilidad en Uruguay. Forma prácticamente parte del grupo de elite del básquetbol de las Américas. Está ahí, cerquita, de estar entre los cinco o seis primeros países en organización deportiva", explicó García a Referí sobre el lugar que ocupa la FUBB en el concierto internacional.

"¿Deportivamente? Es un país con pocos habitantes, que hace mucho esfuerzo para conseguir las cosas. Me encantaría tener a todos los dirigentes uruguayos en Colombia, que tiene población más numerosa, pero las cosas son como son. El básquetbol interno de Uruguay está bien, tienen escuelas de árbitros y de entrenadores. Pero a nivel deportivo internacional les falta un poco", agregó.

En cuanto a una mirada más profunda de FIBA, García dijo sobre Uruguay: "A nosotros nos interesan dos cosas de Uruguay: uno, que pueda desarrollar un programa de altura, que lo necesita, porque de pronto hay chicos altos que están en el interior, y hay que salir a buscarlos. Hay que becarlos, ponerlos a trabajar en un club y ponerlos a estudiar. Segundo, el básquetbol femenino, que intentamos se desarrolle un poco más. Lo demás está bien hecho".

Con su proyecto que apunta a trascender fronteras, Uruguay desembarca a nivel internacional.

¿Si viene Popovich con su banda?


El sorteo del calendario del día 20 de este mes lo decidirá todo, pero Uruguay tiene 50% de posibilidades de que Estados Unidos llegue a Montevideo para jugar con su equipo B dirigido por su seleccionador Gregg Popovich (entrenador de San Antonio Spurs) en el grupo C de la Copa de las Américas, que entre los días 28 y 30 de agosto se desarrollará en el Palacio Peñarol.

Para la confección del calendario del torneo que disputarán los 12 mejores países de América, los tres anfitriones (Argentina, Uruguay y Colombia) quedan emparejados. En el segundo bombo estarán Estados Unidos, Venezuela y México, pero la intención de las autoridades de FIBA es que el combinado estadounidense no se cruce con Argentina, por lo que irá al grupo de Uruguay o de Colombia. Los otros dos bombos los compondrán Canadá, Islas Vírgenes, Panamá, Puerto Rico, Dominicana y Venezuela y un quinto representante de Sudamérica que aún no se anunció debido a que Brasil, que está clasificado, está suspendido por FIBA.

El grupo A, en Medellín, se disputará entre los días 25 y 27 de agosto; el B, en Bahía Blanca, entre los días 27 y 29; y el C, en Montevideo. Los tres primeros más Argentina jugarán el Final Four en Córdoba los días 2 y 3 de setiembre.

Acerca del autor