El oro Panamericano salvó la temporada de selección

Tras un 2015 en el que las selecciones cosecharon derrotas, la sub22 sacó la cara y ganó
La vida da revanchas. El fútbol las da. No tan lejano en el tiempo está el 10 de julio de 2011, hace cuatro años. El escenario fue el estadio Azteca de la Ciudad de México, el motivo la final de la Copa del Mundo sub 17, el desenlace: México venció 2-0 a los celestes, que debieron conformarse con el vice campeonato. En el banco de suplentes, el entrenador de Uruguay Fabián Coito,consoló a sus dirigidos, entre ellos Guillermo De Amores y Juan Cruz Mascia. Cuatro años después, los tres aprovecharon la nueva oportunidad y, tras ganar México, lograron la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Torneo. A México lo dirigía Raúl Gutiérrez el mismo entrenador que condujo a los aztecas en los Juegos Panamericanos.

México ya se había convertido en la "bestia negra de esta generación", ya que también le había ganado en la primera ronda del Mundial sub20 de este año.

Lo mejor del año

La floja actuación en la Copa América de Chile en 2015 reflejó uno de los puntos más bajos del exitoso proceso conducido desde 2006 por el DT Óscar Tabárez: tras perder con Chile en cuartos de final. Uruguay se marchó con sólo dos goles convertidos y una única victoria, ante Jamaica, en los cuatro partidos disputados.

A la falta de éxito en 2016 se suma el Sudamericano sub-20, a comienzos del año, que organizó Uruguay, y en el que el elenco dirigido por Fabián Coito logró un tercer puesto, tras Argentina y Colombia. El escalón más bajo del podio, si bien dio la plaza a los Panamericanos y al mundial de Nueva Zelanda, eliminó a Uruguay de los Juegos Olímpicos.

En el Mundial el equipo no jugó bien, y perdió con Brasil en octavos, aunque con el consuelo que en la serie le ganó a Serbia, quien sería a la postre campeón.

En Sub-17, la selección que dirigió Santiago Ostolaza, fue quinta en el Sudamericano y no logró la clasificación a la Copa del Mundo, por primera vez para una selección juvenil uruguaya desde 2007.
Finalmente, la victoria de ayer trajo una alegría en este 2015, y llenar el casillero Panamericano, uno de los pocos en los que le faltaba una buena actuación al proceso Tabárez.