El oro es un sueño en suspenso

Con dos atacantes de lujo y el resto en formación, la pregunta es si los celestes deben ilusionarse con la dorada

Puede Uruguay aspirar al oro olímpico en fútbol? Una buena pregunta para este momento, después de observar los dos partidos internacionales de la selección y tres días antes de partir a Londres.

Frente a Chile en Maldonado se registraron errores defensivos que bien capitalizados por los delanteros rojos provocaron cuatro goles en el arco de Martín Campaña. El domingo, frente a Panamá, el técnico Tabárez acomodó las piezas en el fondo y en el primer tiempo Uruguay defendió con cinco. No pasó zozobras, aunque el rival fue otro, sin la calidad ofensiva que mostró Chile. Apenas Barahona, el pelopintado, sobresalió del resto de sus compañeros.

De la mitad del campo hacia adelante la escenografía es distinta, porque Uruguay cuenta allí con sus fichas mayores. Luis Suárez (el capitán) y Edinson Cavani son estrellas del fútbol mundial y por tanto desequilibrantes. Lo mostraron contra Chile y también con Panamá, aunque en menor medida.

Visto así, frente a rivales de otro poderío, Uruguay puede ganar por goleada o sufrir más de la cuenta en su propio arco. Pero el fútbol nunca se puede definir con tanta simpleza y Tabárez ha demostrado que frente a la escasez de recursos es capaz de formar equipos respetados y ganadores.

Es cierto que cuando el balón pasa por los pies de Suárez, Cavani, Abel Hernández, Nicolás Lodeiro o Gastón Ramírez la magia aparece en cualquier momento.

En la zona intermedia está la experiencia de Egidio Arévalo Ríos, el entusiasmo de Calzada y la velocidad con intermitencias de Urretaviscaya. Al equipo le falta ensamble  y trabajo porque ha sido imposible disponer del tiempo necesario para entrenar a una selección.

También están los rivales. Y los primeros son los del grupo. Emiratos Árabes no debería ser un escollo demasiado importante para los celestes. El asunto es cuando tengan que enfrentar a Senegal y Gran Bretaña. Los africanos hicieron sonrojar a España, a la que le ganaron 2-0 la semana pasada. Son rápidos, fuertes y siempre están bajo sospecha por la edad de sus jugadores. A los británicos la localía les agrega un poder extra a sus condiciones de equipo.

No es fácil responder a la pregunta del principio. Depende de muchos factores. La capacidad del cuerpo técnico no se discute. El poder de los delanteros tampoco. La historia también está del lado de los celestes, ya que las dos veces que participaron fueron campeones. El tema es como funciona el equipo. La respuesta queda en suspenso.


Populares de la sección

Comentarios