El oro de Bolt, metro por metro

El jamaiquino fue uno de los que tuvo peor salida de los tacos, se recuperó y ganó en los metros finales

Usain Bolt paralizó al mundo una vez más durante 9.81 segundos, tiempo en el que logró ganar el oro olímpico en los 100 metros de los Juegos Olímpicos de Río 2016, como ya lo había hecho anteriormente en Pekín 2008 y Londres 2012.

Fue una carrera cerrada en la que el jamaiquino tuvo que exigirse a tope para vencer a sus rivales, entre los que el estadounidense Justin Gatlin y el francés Andre De Grasse fueron los más fuertes.

Lenta reacción en la salida

Bolt comenzó la carrera de 100 metros con una lenta salida de los tacos. "El Rayo" largó con un tiempo de 1.55 segundos, siendo el anteúltimo peor en reaccionar a la pistola de largada, solo mejor que el marfileño Ben Youssef Meité, quien salió en 1.56. En tanto, Gatlin, su rival más fuerte, tampoco estuvo rápido y partió con 1.52.

bolt reaction2.jpg
La reacción de Bolt ante la pistola de largada
La reacción de Bolt ante la pistola de largada

En la serie clasificatoria, que fue el sábado por la mañana, el caribeño había salido con 1.56. "Era por la mañana y no estaba muy despierto. Pero en la final lo haré mejor", había dicho, pero no fue tan así.

Largada de Bolt
Bolt no tuvo una buena reacción en la final de los 100 metros
Bolt no tuvo una buena reacción en la final de los 100 metros

La exatleta y exvelocista española Loles Vives destacó un detalle en la salida del jamaiquino al modificar su tendencia a arrastrar el pie, algo que le había generado problemas en Pekín 2015.

Embed

El despegue

Como suele ser costumbre, a Bolt le cuesta más que a sus rivales llevar al máximo a su carrocería de 1.96 metros de altura. Y en la pista olímpica de Río no fue la excepción. El caribeño, que corrió en el carril 6, tuvo que esforzarse para llegar a su velocidad más alta e ir pasando rivales.

bolt
Bolt en los primeros metros de la final de 100 metros
Bolt en los primeros metros de la final de 100 metros

Con el correr de los metros, los fue superando. El francés Vicaut quedó atrás, y luego hizo lo mismo con su compatriota Blake, con el estadounidense Brommel y con De Grasse, quien se quedó con el bronce. Hasta ahí, ya se habían pasado los primeros 50 metros de la recta olímpica.

A la caza de Gatlin

Cuando quedaba la segunda mitad de la carrera, el único que corría por delante de Bolt era Gatlin, el rival a vencer para quedarse con el oro.

Bolt por Gatlin
Gatlin solo por delante de Bolt
Gatlin solo por delante de Bolt

Bolt, quien luego de ganar reconoció que le pareció muy corto el tiempo de recuperación entre la semifinal y la final (una hora y 18 minutos) se exigió al máximo para imponerse. A falta de 20 metros, la carrera era suya, pero sin descuidarse con Gatlin, a quien le ganó por sólo ocho centésimas.

Bolt Gatlin
 Bolt en la misma línea que Gatlin para rematar la carrera
Bolt en la misma línea que Gatlin para rematar la carrera

El Rayo cruzó los 100 metros con un tiempo de 9.81, lejos de su récord mundial de 9.58 logrado en 2009, pero suficiente para sumar su tercer oro en la distancia más rápida del atletismo

bolt
"Es mía", parece decir Bolt a centímetros de la meta
Bolt
Bolt gana el oro en los 100 metros en 9.81
Bolt gana el oro en los 100 metros en 9.81

Luego, con la medalla en su haber, el jamaiquino desplegó todo su arsenal para realizar un gran show con el que festejó su nuevo oro.